Cálculos avícolas y energía

Entrevista al Ing. Elbio Woeffray

Recientemente se presento el libro “Manual de cálculos para la avicultura”, obra del Ing ,Elbio Woeffray y editado por UNER, el manual aborda temas de gran importancia a la hora de planificar y ejecutar obras en plantas avícolas.

Compartimos el Audio completo

Cadena Avicola Dialogo con Woeffray al respecto de este y otro tema de gran interés al sector como la energía.

Darío Zalazar: ¿Cuál es el contenido del trabajo de investigación realizado en los últimos años, que fue acompañado por la Universidad Nacional en Entre Ríos y hacia dónde está orientado?

E.W: El trabajo se constituyó finalmente en un libro, La idea nació cuando estaba dando clases en la Tecnicatura Avícola de San José, que depende de la Facultad de Alimentos Concordia de la UNER y se vio la necesidad de tener un material de apoyo para los estudiantes y sobre todo lo que es la parte de cálculo en agricultura. Así que, con el auspicio de ellos y la edición, se hizo un manual que lleva el título de “Manual de cálculos para la avicultura”. Y ahí está un poco condensado varios años de experiencia haciendo en el tema de la Avicultura. Cálculos relacionados con la producción, con los equipos y como te decía, están básicamente orientados a ayudar a esas personas que no conocen, que está formándose como técnico agrícola, a tener un material de consulta, una herramienta que le permita dimensionar equipo e instalaciones, cosa que se necesita analizar en la industria.

DZ: Woeffray usted como ingeniero especializado en Avicultura, también ha desarrollado durante gran parte de su carrera su trabajo en relación a un tema cada vez más preocupante que la cuestión de la generación y consumo de energía. ¿Cuál es el estado de la matriz energética en la provincia? ¿Cuáles son sus puntos más débiles y cuál el planteo especialmente orientado en el sector avícola a futuro?

EW: Sí. Muchas gracias por traer un tema, que la verdad es que para mí es muy caro. Un tema que siempre me ha preocupado. Sobre la matriz energética de la avicultura hay básicamente dos grandes insumos en la avicultura en lo que respecta a energía. Uno es energía eléctrica cuyo consumo es muy importante en las granjas. Es fundamental porque no puede pasar más de 15 a 20 minutos son energía, porque los animales que están adentro sufren de falta de oxígeno. Ahí la solución pasa por hacer autoconsumo y producir su propia energía y en ese sentido lo que se adapta mejor para esto son los paneles solares. La experiencia a demostrando que esta tecnología anda muy bien y que se adapta perfectamente a los galpones, como solución para bajar el consumo eléctrico.
La otra cuando uno mira el otro gran insumo es GLP o Gas licuado de petróleo. La industria avícola es un enorme consumidor de este producto. Son 60 o 70 por ciento del gasto energético de una graja está en GLP. Y todo esto es importado o muy caro se cotiza en dólares, porque acá hay una gran oportunidad de cambiar esa matriz energética: GLP por biomasa. Básicamente es la madera, no leña como se hacía anteriormente, sino las nuevas utilizaciones que tiene la madera, llámese chips o pellet y el costo es absolutamente beneficioso, tanto para el granjero como para la empresa y para la provincia. Estamos hablando de una provincia que tiene casi 100 mil hectáreas de eucaliptos y que la gran mayoría no se explota y eso daría un costo energético para los galpones, del orden de casi nueve veces más barato que ahora. Verdaderamente es necesario hacer una reconversión de los galpones yendo a este sistema de biomasa.

Además, la provincia mantiene una gran deuda que es el tema Salto Grande. La represa Salto Grande fue proyectada por un entrerriano que fue Bernardino Horne, una de las mentes ilustres y olvidadas que hemos tenido en nuestra historia, para producir energía barata para Entre Ríos. Y esta ilusión que tuvo y que se transformó en una represa, la verdad es que no ha sido así como lo vio él, que quería la represa para producir energía barata para la industria de Entre Ríos, para facilitar la navegación río arriba. Y para producir riego, ninguna de las tres cosas se logró. ¿Y por qué no se logró? Bueno, porque la Nación se apropió de los recursos naturales. Y para que se haga una idea, Salto Grande recibe de una empresa privada que se llama CAMESA 6 dólares por megavatio hora. Siendo que, por ejemplo, a YACIRETA se le paga 24 y a otras represas 30 dólares. Lo cual constituye realmente una injusticia para nosotros. Y, por otro lado, la misma energía que produce Salto Grande a 100 kilómetros, nos la vende a 70 dólares. O sea, nos pagan 6 y nos la venden a 70. Gran parte de todos nuestros males están ahí y ese es uno de los problemas que tenemos que corregir los entrerrianos. Pero como decimos siempre, como hizo Ramírez, o Urquiza, poniendo adelante de las cuestiones particulares y de los egos la necesidad de Entre Ríos que debemos tener un trato justo frente a la Nación.

Entradas relacionadas