Capper se interiorizó sobre los protocolos sanitarios del puerto de C. del Uruguay

Representantes de la entidad se reunieron con distintas autoridades y organismos que trabajan articuladamente en el puerto de mayor movimiento de la provincia. El objetivo fue conocer detalles sobre los protocolos que se aplican, en pos de llevar tranquilidad sobre las barreras que aseguran el status sanitario.

La Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos (Capper) mantuvo distintas reuniones este martes 2 de julio con autoridades y organismos que llevan a cabo los controles y procedimientos en el puerto de Concepción del Uruguay. En ese marco, los encuentros permitieron evacuar dudas y conocer detalles sobre cómo se procede ante la llegada de un buque internacional, que reasegure el status sanitario que caracteriza a la Argentina.

Uno de los encuentros incluyó a Carlos Scheppens, Presidente del Instituto Portuario de Entre Ríos (IPPER), Claudio Camparo, presidente del Puerto de Concepción del Uruguay, Gisela Gauna, de la Agencia Marítima, además de representantes de Prefectura Naval. En ese marco, informaron sobre los controles a los barcos, desde el momento en que amarran. Se apuntó a detallar los procedimientos y el trabajo articulado que realiza el personal de Aduana, Prefectura y Senasa, tanto a los buques como a su tripulación.

El puerto de Concepción del Uruguay, uno de los más importantes de la provincia, aumentó su movimiento en los últimos seis meses. En este sentido, Capper reunió a las partes para conversar sobre las preocupaciones de la Cámara con respecto a todos los buques que llegan de distintos lugares del mundo, y colaborar para que los protocolos se cumplan, contemplando las malas noticias en el mundo acerca de la diseminación del virus de la peste porcina africana, que destruye producciones completas, por su agresividad, y que de momento no existe vacunación para erradicarla.

Por otro lado, se mantuvo una reunión con personal de Senasa, donde informaron sobre la resolución que explica qué sucede con los residuos que llegan del barco y su tripulación. Sobre ello, aclararon que en Concepción del Uruguay dichos residuos no se bajan, debido a que no se cuenta con una empresa que posibilite la incineración de los mismos, procedimiento obligatorio para el destino final de residuos orgánicos.

En relación a este tema, desde Senasa destacaron que cumplen el rol de veedores en caso de ser necesario. Señalaron que, generalmente, los barcos realizan la baja de residuos en otros puertos, donde existen empresas habilitadas para realizar esta actividad.

Cabe destacar que por parte de Capper formaron parte de las reuniones Francisco Benedetti, presidente, Marina Apez, asitente de la entidad, además de los socios Omar Alba, Gustavo Corletti y Tomás Benedetti. Todos ellos valoraron la importancia de poder concretar estas reuniones, junto a la predisposición de las diferentes reparticiones, para evacuar dudas, conocer más sobre el trabajo que se realiza en puertos de la provincia y llevar tranquilidad al sector porcino sobre el status sanitario.