China vuelve a comprar granos y los precios se mueven para arriba

Algunos indicios muestran que China está de vuelta en los mercados de commodities como demandante, tras la parálisis económica provocada por el coronavirus. De consolidarse, esta tendencia podría impactar positivamente en las alicaídas cuentas externas argentinas.

De acuerdo con un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, conocido este lunes, el gigante asiático adquirió la semana pasada 1,2 millones de toneladas de granos, entre maíz (756 mil toneladas), trigo (340 mil toneladas) y soja (110 mil toneladas), a exportadores de ese país.

Los pedidos chinos impactaron en EEUU. La USW, agremiación que reúne a la cadena de valor del trigo de ese país, señaló en un comunicado que la compra de trigo por parte de China era la más importante desde que se el gobierno de Donald Trump estableció los aranceles de represalia, en marzo de 2018, dos años atrás. Además, la USW caracterizó a esta compra como la primera que hacía China en función del pacto que firmó con EEUU en enero pasado.

La compra impactó en los mercados de granos. Así, el valor del trigo en el Chicago Trade of Board, la principal plaza del mundo para negociar commodities agrícolas, subió este lunes casi un 4% u 8,2 dólares, hasta alcanzar los U$S 206 por tonelada. En el caso del poroto de soja, la perspectiva de un regreso de la demanda china hizo que el precio subiera un 2,31% o 7,49 dólares, hasta U$S 324 por tonelada. Incluso se incrementaron los precios de la harina y el aceite de soja.

El portal especializado World Grain aseguró que además de la perspectiva de un aumento de los pedidos chinos, las subas de los precios también obedecían a que existe preocupación por el abastecimiento de granos y derivados por las consecuencias de la pandemia de coronavirus en Argentina y Brasil.

Y aquí aparecen los matices para el comercio exterior argentino. Si Beijing opta por priorizar las cuotas de compras de productos agropecuarios de EEUU, le quedará poco margen para adquirir a otros oferentes.

Las empresas chinas aceleraron sus compras en la Argentina en 2019. Una parte del crecimiento de las exportaciones de productos primarios y de manufacturas de origen agropecuario tiene esa causa. Así, el valor de las ventas de productos primarios argentinos a China creció un 89,4% el año pasado en la comparación con 2018, mientras que en el caso de las manufacturas de origen agropecuario el salto fue del 81,4 por ciento.

Pero este crecimiento vertiginoso se dio en el medio de la guerra comercial entre las administraciones de Trump y Xi Jinping. La puesta en marcha del acuerdo de enero pone en duda la posibilidad de que se repitan estos números en 2020.

Por Randy Stagnaro – @randystagnaro
Para: tiempoar.com.ar

Entradas relacionadas