Conclusiones de la tercer Jornada de Jóvenes de UIER

Ante un auditorio repleto en la ciudad de Colón, se llevó a cabo este jueves 23 de mayo el encuentro que convocó a estudiantes, profesionales, emprendedores y empresarios de diferentes puntos de la provincia. La convocatoria, que contó con la presencia del gobernador Gustavo Bordet, se desarrolló de la mano de destacados expositores, que plantearon conceptos y herramientas prácticas para saber afrontar las adversidades del presente para encarar el futuro.

Unas 450 personas formaron parte de la 3era. Jornada de Jóvenes que organizó el Departamento Joven de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER). El encuentro de este jueves 23 de mayo, que tuvo el apoyo de la Unión Industrial Argentina (UIA) Joven, contó con la participación de estudiantes, profesionales, empresarios y emprendedores, que se nutrieron a partir de las exposiciones que brindaron destacados disertantes de nivel nacional. El eje estuvo puesto en saber sortear los obstáculos, afrontar los desafíos y capitalizar el fracaso en nuevas oportunidades.

Aprender a reinventarse ante la crisis, fue la consigna clave que se imprimió en el salón Mora Negra de la ciudad de Colón. “Volver a empezar con mayor fuerza, pensando en el mediano y largo plazo”, fue la propuesta que hizo hincapié Agustín Arias, coordinador del Departamento Joven, que formó parte de la presentación del evento junto al presidente de la entidad, Leandro Garciandía, el gobernador Gustavo Bordet, el intendente Mariano Rebord y el representante de UIA Joven, Tomás Karagozian. En tanto, Miguel Acevedo, presidente de la UIA, envió un mensaje audiovisual en el que saludó a todos los presentes.

“Está claro que es necesaria la participación de los jóvenes y cada vez más”, resaltó Garciandía, quien valoró además el trabajo mancomunado que pueden lograr para lograr mejores resultados. “Las nuevas generaciones de jóvenes tienen claro que tienen que trabajar en equipo”, afirmó. Al respecto, reconoció el difícil momento que se vive en la economía argentina, aunque planteó que a pesar del contexto, “con la convicción y la preparación necesarias, pueden ser sorteadas las dificultades”. Sobre ello, indicó que “el primer paso es soñar y, después, trabajar con esfuerzo” para concretarlo.

Por su parte, el gobernador Bordet apostó por el trabajo entre el sector público y privado y resaltó que “hay muchísimos emprendedores, muchos jóvenes que tienen la voluntad de llevar adelante un proyecto”. “El hecho de poder compartir esta jornada es de mucha utilidad porque uno recepciona cuál es la problemática, cuáles son las impresiones y tratamos entre todos de encontrar el mejor camino para aplicar políticas públicas”, reflexionó. “Nadie se realiza en una sociedad desde la soledad por eso celebro que podamos estar compartiendo este espacio entre empresas, industria y el Estado desde la responsabilidad que nos toca”, finalizó.

En tanto, Karagozian resaltó la importancia de generar estos encuentros con el norte puesto en crear empleo de calidad, a través de la interrelación del campo, la tecnología y la industria. “Tenemos que hacer que nuestro país crezca y de verdad”, sostuvo. En relación a ello, remarcó el impulso que genera la juventud y la importancia de pensar en el presente y el futuro. “No venimos a desplazar, sino a trabajar en conjunto”, consideró, y acotó que la política industrial debe ser transversal.

Experiencias, conceptos y prácticas

Noelia Zapata, de Bodega Los Aromitos, se explayó sobre su emprendimiento familiar, contó la historia de la empresa y resaltó los valores que los impulsan a seguir. “Lo que más le ponemos es el corazón y las ganas”, remarcó. Por otro lado, profundizó sobre el potencial que tiene la vitivinicultura en Entre Ríos, los desafíos por delante, la necesidad de fortalecer los vínculos con el entorno y la importancia también de generar otros atractivos, como el turismo.

Zapata señaló que a lo largo del tiempo se han presentado distintos obstáculos. Sin embargo, destacó la necesidad de pensarlos de otra manera. “Son piedras que las corremos y seguimos para adelante”, indicó, y pidió “no ver los problemas como barreras, sino como oportunidades para mejorarnos”. En este sentido, también apostó por el estudio, la formación y el esfuerzo propio, sustentados sobre valores que transmiten nuestros padres. Por último, subrayó: “Tengan sueños. Si no se sueña, no se llega a ningún lado. Y para que algo pueda lograrlo, debo tener convicciones, trabajando con otros y por otros”.

Federico Seineldin, co-fundador y director de Arbusta, contó la experiencia que vivió desde la empresa, con la premisa de brindar oportunidades a los jóvenes. Al respecto, consideró: “Lo que mejor está distribuido es el talento, lo que falta democráticamente es distribuir las oportunidades”. En este sentido, insistió con la idea de poder tener empatía, escuchar y co-crear desde la confianza y persistencia.

“Si tenés una mirada distinta para la realidad, cambiás la vida de 300 pibes”, remarcó en la charla, en la cual estimuló también a los emprendedores. Destacó la importancia de generar oportunidades para los que no trabajan ni estudian. “Si no nos precupamos por eso, somos hipócritas. Somos el mundo que generamos”, expresó. Entre otros conceptos, se refirió a las organizaciones como órganos vivos, que brindan servicios y que deben adaptarse a los recambios generacionales, además de saber integrarse, escuchar y resolver tensiones dentro de las empresas mediante la atención plena.

A su turno, Diego Dalman, de la Fundación UADE, brindó su panel titulado “Prohibido equivocarse”, en el que desmitificó que el error está mal visto, sino que por el contrario, es parte del proceso de aprendizaje. Pidió quitarnos el miedo a equivocarnos y sostuvo: “Para ser creativos, hay que equivocarse. Para innovar, hay que equivocarse. Es prueba y error”.

Por otro lado, Dalman también planteó el tema del liderazgo desde una mirada humana dentro de las organizaciones. Sobre ello, se preguntó por los climas que se generan dentro de las empresas y la cultura del trabajo. Consideró que “es un proceso, un continuo aprendizaje”, el cual implica tiempo y energía. Asimismo, habló sobre el concepto de reputación que hoy sustenta a la mayoría de las grandes empresas. “Lo que impuesta es si sos confiable y creíble”, dijo, y señaló que la base está en el lazo emocional que lo asegura, a través de una estrategia de comunicación.

Finalmente, Jorge Lawson, director del Banco Nación y presidente de Empretec, disertó bajo el lema “Emprender para ser”. Habló sobre las dificultades para ser emprendedor en la Argentina, pero señaló que existen organizaciones que ayudan a poder concretar esas ideas. “Debemos desarrollar a quienes crean trabajo”, definió. Además, con mensajes de aliento para el auditorio, los animó a “buscar algo que los haga distintos; ser líderes del futuro; ser mentores; generar valores”.

Lawson se preguntó cuáles son los desafíos de los emprendedores para ir hacia adelante. Planteó que es clave “innovar, tener una visión, cambiar de paradigma; empezar a visualizar un mundo distinto, el mundo que viene, ser capaz de ver lo que otros no ven”. “Vivir en estado de confort no sirve de nada, están perdiendo oportunidades, están perdiendo futuro. Hay que sentirse incómodo, visualizar cosas para tener oportunidades como emprendedor del futuro. El que diga no puedo, no va a poder seguro. No se trata de tener un punto de vista, sino de tener distintas vistas sobre un mismo punto. Hablar con quien piensa distinto y entender que puede enriquecer nuestro pensamiento. No se trata de tener un pensamiento único, sino de enriquecerse para poder ver de distintas maneras”, reflexionó.