DomínguezLab, elegido para la medición de muestras de suero equino

El laboratorio está a la espera del material obtenido de 242 pacientes que son parte de un estudio que se desarrollará en 24 hospitales. El laboratorio entrerriano es el único del país seleccionado para esta etapa del trabajo que lidera Inmunova y del que participan las instituciones de investigación más prestigiosas de la Argentina

“Estamos empezando a poner el caballo adelante del carro”, grafica Mario Domínguez, director general de Domínguez Lab. Lo dice al comunicar que la institución que conduce será la única del país que medirá las muestras del que apunta a ser el primer tratamiento para el covid-19 desarrollado íntegramente en la Argentina.

“Tan literal como que la capacidad hiperinmune del caballo nos ayudará a adelantarnos en el tratamiento, en vez de seguir de atrás a esta patología de Covid-19 midiendo solamente los casos, como se está haciendo hasta ahora”, completa Domínguez.

El suero equino anti Covid-19 es una inmunoterapia basada en anticuerpos policlonales equinos y constituye un potencial tratamiento del coronavirus. Se obtiene inyectando una proteína recombinante del virus en caballos en un procedimiento inocuo para los animales, que hace que generen una gran cantidad de anticuerpos neutralizantes.

Luego se extrae el plasma de los caballos a través de un proceso denominado plasmaféresis, que es similar al que se aplica en personas. Los anticuerpos se purifican mediante un procedimiento biotecnológico para obtener fragmentos F (ab)’2 con un buen perfil de seguridad.

Así se obtiene el suero hiperinmune que en ensayos in vitro demostró una potencia alrededor de 50 veces mayor que el promedio del plasma de humanos convalecientes a la hora de frenar la propagación del virus en el organismo, evitando que el cuadro se agrave.

ELEGIDOS. Este suero ya se está aplicando en seis hospitales de CABA y de la provincia de Buenos Aires a 242 pacientes adultos que presentan cuadros moderados y severos de coronavirus y que participan voluntariamente de las pruebas. Próximamente, se sumarán 18 nosocomios más.

Las muestras de sangre de estos pacientes serán las que analice DomínguezLab, luego de ser elegidos por la empresa Inmunova, que lidera este proyecto e integra el Grupo Insud junto con mAbxience, la firma que producirá el principio activo de la vacuna contra el coronavirus de la Universidad de Oxford.

De esta manera, el laboratorio paranaense se suma al trabajo en el que también participan instituciones de gran prestigio como el Instituto Biológico Argentino, el Malbrán, la Fundación Leloir, el Conicet y las universidades nacionales de San Martín y de Córdoba.

A fines de julio, el desarrollo fue presentado por los directivos de Inmunova al presidente Alberto Fernández y al ministro de Salud, Ginés González García. «La educación, la ciencia y la tecnología son centrales para el desarrollo. Las verdaderas sociedades ricas son las sociedades con conocimiento”, expresó entonces el jefe de Estado, luego de dialogar con Fernando Goldbaum, director científico del laboratorio.

El estudio clínico de fase 2/3, como se lo denomina, busca demostrar la seguridad y eficacia del suero hiperinmune en la mejoría clínica de los pacientes. Concretamente, que la enfermedad no avance y no se requiera asistencia respiratoria mecánica o la internación en una unidad de terapia intensiva.

Mientras se esperan las vacunas, la apuesta es a esta terapia más próxima, que tiene la ventaja de que no necesita donantes y podrá eventualmente producirse a gran escala. El mecanismo no es una novedad, ya que los anticuerpos equinos se vienen usando, por ejemplo, para atender los envenenamientos por mordeduras de serpientes y alacranes.

HITOS. DomínguezLab se estableció en Paraná a comienzos de la década del ‘80 como uno de los más modernos laboratorios de análisis clínicos del interior del país. Desde entonces, buscó posicionarse a la vanguardia tecnológica.

En febrero de este año fue noticia porque logró la acreditación por parte del gobierno de Brasil para realizar análisis y otorgar certificaciones a medicamentos destinados a abastecer ese importante mercado.

Y en mayo, inauguraron un nuevo edificio de cuatro niveles construido en un predio lindero a su histórica sede, en cuyo emplazamiento se invirtieron 30 millones de pesos.

Allí funciona una unidad de investigación clínica avanzada en salud desde la cual, entre otros servicios, se realizan mediciones de anticuerpos contra el coronavirus. A la vez, se efectúan estudios sobre medicamentos desarrollados por industrias multinacionales antes de su salida al mercado. Y recientemente se inauguró una unidad de investigación en medicamentos veterinarios.

DomínguezLab emplea más de 30 investigadores especialistas en bioquímica, biotecnología, bioingeniería, medicina, enfermería y otras áreas, todos formados en Entre Ríos y la región. Cuenta con investigadores de Conicet, becarios doctorales y posdoctorales.

Desde la empresa se destacó que, en épocas de pandemia como la actual, más que nunca se visibiliza la importancia de la investigación en biomedicina y la búsqueda de nuevos tratamientos eficaces y seguros para enfermedades críticas.

“Estamos muy orgullosos”

-¿Por qué fue elegido DomínguezLab?

-Somos un centro de investigación biofarmacéutica especializado en ensayos de farmacología clínica. Contamos con tecnología bioanalítica de última generación con certificaciones de Anmat y de distintos países catalogadas como de referencia por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). DomínguezLab es habitualmente elegido por compañías de todo el mundo para desarrollar estudios con validez internacional. Si este producto funciona, posiblemente se exporte y nuestra unidad tiene todas las acreditaciones necesarias.

-¿Cuándo comenzarán las mediciones en Paraná?

-A partir de septiembre llevaremos a cabo las determinaciones bioanalíticas de pacientes que están participando en el ensayo clínico.

-¿Qué es lo que se medirá en el laboratorio?

-Se medirá el comportamiento del nuevo tratamiento en los pacientes de esta terapia que se inspira en el ya popularizado plasma de pacientes recuperados, pero es más fácil de producir y no demanda infección de los animales de experimentación. A diferencia de las muestras de hisopado nasofaríngeo, que mide el virus de alojamiento respiratorio, en este caso los estudios se realizan en muestras de sangre de los pacientes que participan del ensayo, totalizando unos 8.000 testeos.

-¿Supone algún riesgo para la comunidad el tránsito de las muestras por la ciudad?

-Estas muestras de plasma no son patogénicas, por lo tanto no contaminan y se manejan con la seguridad de muestras biológicas tradicionales.

-¿Qué es lo que se va a evaluar?

-Se evaluará la respuesta temporal al medicamento empleando metodologías de inmunoanálisis (farmacocinética) desarrolladas específicamente para este medicamento. También se medirá una batería de biomarcadores de progresión de la enfermedad que permitirán ver la respuesta de la terapia (farmacodinamia), empleando reactivos importados de la firma Siemens provenientes de Alemania.

-¿Cuáles son esos biomarcadores?

-Uno se denomina troponina ultrasensible y tiene relación con que la infección por Covid-19 impacta de manera directa sobre el sistema cardiovascular, por lo que se ha observado un aumento de este parámetro en pacientes. Otro es la proteína C reactiva, que aumenta sus niveles en respuesta a la inflamación, por lo que se encuentran valores elevados en pacientes. También la ferritina, el dimero D y otros biomarcadores que resultan buenos predictores de severidad de la infección.

-¿Es la primera vez que trabajan con Inmunova?

-No. Ya habíamos trabajado con ellos en las fases previas de un estudio relacionado al síndrome urémico hemolítico, con una plataforma similar a la de este suero equino.

-¿Cómo se está preparando DomínguezLab?

-Nuestros investigadores prepararon todos los materiales para la colección de las muestras que ya están en los hospitales de Buenos Aires. Son tubos al vacío con distintos anticoagulantes que serán distribuidos allí para ser finalmente analizados en nuestro laboratorio.

-¿Qué significa sumarse a este trabajo?

-Estamos muy orgullosos de acompañar a Inmunova en la búsqueda de este tratamiento. Queremos contribuir, si efectivamente se prueba la eficacia, a que puedan acceder todos los pacientes que lo requieran y a la disminución del uso de las terapias intensivas y, sobre todo, de los fallecimientos. Estamos todos muy motivados, con la sensación de que estamos siendo partícipes de algo histórico.

Fuente: El Diario, por Luciana Dalmagro

Entradas relacionadas