Habilitaron siete plantas más de carne aviar para exportar a China

El Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación anunció que China habilitó otras siete plantas de carne aviar para exportaciones argentinas.

La noticia se conoció luego de que el gigante asiático confirmara la apertura del mercado para la harina de soja nacional, en una presentación del ministro junto a su par de Relaciones Exteriores y Culto, y el embajador de China en Argentina, Zou Xiaoli y el presidente del Senasa, Ricardo Negri.

La decisión sigue el  “proceso abreviado” que indica el Memorando de cooperación que se firmó en abril de este año, y a través del cual ya había más de 22 establecimientos exportadores habilitados, principalmente de carne bovina.

Es que ese convenio busca agilizar y dar previsibilidad a las futuras autorizaciones de establecimientos interesados en exportar, y es la primera vez que China utiliza un acuerdo de estas características con un país extranjero, dado que autoriza al Senasa a ser la entidad que apruebe y habilite en forma directa.

Las nuevas industrias habilitadas son Unión Agrícola de Avellaneda Coop. Ltda, Soychú (planta 1775; Salto, Buenos Aires), Alibué, COTO, Indavisa, Granja Tres Arroyos (planta 4782; Pilar, Buenos Aires) y Frigorífico Avícola Basavilbaso.

Granja Tres Arroyos pasó además a tener tres unidades fabriles habilitadas para China (ya contaba con las plantas de Concepción del Uruguay y de Capitán Sarmiento), mientras que Soychú ahora cuenta con dos unidades (ya tenía habilitada una localizada en Gualeguay).

Los cortes aviares congelados para ingresar al mercado chino deben abonar un derecho de importación de 1,30 yuanes por kilogramo, mientras que para los subproductos avícolas tal impuesto oscila entre 0,5 a 1,0 yuan por kilo.

A partir del desastre productivo generado este año por la difusión generalizada de la fiebre porcina africana –que liquidó buena parte del stock de cerdos de China– las autoridades de la nación asiática vienen propiciando un incremento de las importaciones de carnes de diferentes especies y orígenes para asegurar el abastecimiento interno de proteínas cárnicas.

En junio pasado El Senasa solicitó a China la habilitación de 14 nuevos frigoríficos bovinos argentinos. Se espera que en los próximos días haya novedades al respecto.

“Con cada planta que se habilita hay más mano de obra, más trabajo en los frigoríficos, en las granjas, más movimiento en los puertos, en el transporte y en toda la cadena”, celebró Etchevehere, en tanto que aseguró que esto “genera una nueva oportunidad e incrementa el movimiento económico en miles de pueblos“.