Inspección a más de 23.000 pollitos reproductores provenientes de Brasil

Agentes del Centro Regional NEA del Senasa controlaron la documentación sanitaria de importación en Misiones e inspeccionaron la cuarentena post ingreso en Entre Ríos.



PUERTO IGUAZÚ (Misiones)– En la localidad misionera de Puerto Iguazú, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) controló sanitaria y documentalmente la importación de 23.633 reproductores abuelos de un día de vida, provenientes de la República de Brasil, que cumplen con la cuarentena obligatoria en la provincia de Entre Ríos.

El Senasa otorgó el permiso en Misiones y emitió el Documento de Tránsito electrónico (DT-e) para transportar aves de la línea COBB de un día de vida; de las cuales 13.520 son hembras y 10.113 machos.

Además, labró un acta de constatación donde se acredita que los animales deberán cumplir con la cuarentena obligatoria post ingreso en el establecimiento ubicado en la localidad entrerriana de Santa Elena, donde permanecerán aislados de otros animales, en observación y análisis para descartar enfermedades como la influenza aviar (IA) y la de Newcastle (ENC), que no se encuentran en nuestro país.

El médico veterinario del Senasa en el Paso internacional Foz do Iguazú – Puerto Iguazú, Juan Ressel, realizó la primera inspección sanitaria y documental de los animales al ingresar al país.

Los pollitos BB procedentes de Brasil fueron recibidos en un establecimiento de la localidad entrerriana de Santa Elena por el veterinario del Senasa Cristian Gómez, encargado de controlar la cuarentena obligatoria. Allí se inspeccionó la documentación respaldatoria y se tomaron muestras para descartar enfermedades que fueron remitidas a un laboratorio del Senasa para su análisis. Finalizada la cuarentena los pollitos serán liberados para su crianza.