“La calidad es un concepto que exige controles permanentes”

Diálogo con Gabriel De Luca, Director de Granja Tres Arroyos

Granja Tres Arroyos es una empresa familiar con más de 50 años en el mercado avícola. Opera en Argentina y Uruguay. Está integrada verticalmente, garantizando de esta manera la trazabilidad de sus productos. Emplea a 6500 trabajadores,abasteciendo tanto la demanda del mercado interno como externo.

Gabriel De Luca es uno de los directores de Granja Tres Arroyos, la principal empresa avícola del país, en diálogo con La Calle contó los alcances de las medidas adoptadas ante la crisis sanitaria y el futuro de la industria uruguayense.

“Con la llegada del Covid-19 (coronavirus) adaptamos en nuestras plantas los protocolos de seguridad existentes, siguiendo todas las medidas tomadas por el Ministerio de Salud. Rápidamente realizamos cambios estratégicos, con el fin de cuidar al máximo a nuestros empleados, y garantizar el abastecimiento de nuestros productos. Una de las primeras medidas fue comenzar a tomar la temperatura a nuestros empleados al ingreso y egreso de nuestros establecimientos”.

“En los accesos a las plantas se colocaron esterilizadores automáticos de manos con alcohol y dispenser con alcohol en gel. En cuanto a los vehículos de carga, colocamos aros de desinfección con cloro.

Otro cambio importante fue dividir la gente de los diferentes turnos, armando uno adicional, respetando así la distancia recomendada entre cada operario”.

“En lo que respecta a los comedores, establecimos diferentes horarios, el objetivo es el mismo que con los turnos, respetar la distancia entre todos, evitar el contacto directo entre sí. Le queremos dar tranquilidad a nuestros empleados,sabemos que existe una situación de temor, estamos haciendo lo máximo posible para brindarles seguridad y tranquilidad. Cada vez hay más contagiados en el mundo,aunque tenemos la fortuna que en Concepción del Uruguay no hay ningún caso todavía.

La calidad exige controles

En diálogo con Cadena Avícola, el directivo indicó que. “Los mercados son cada vez más exigentes en lo que respecta a normas de calidad. Trabajamos con empresas de primera línea, tanto de mercado interno como externo, por lo cual este episodio nos encuentra más preparados.En el mercado avícola, las normas y procesos de bioseguridad son un factor fundamental para asegurar la calidad y trazabilidad del producto. Por esta razón en Granja Tres Arroyos cumplimos con los más exigentes protocolos sanitarios como HACCP, CREHA, BPH, BPM, SSOP´S y BRC, todos ellos auditados por SENASA Cumpliendo con los más altos estándares de bioseguridad, la calidad de los productos Granja Tres Arroyos llega a las mesas familiares de la Argentina y del resto del mundo. Contamos con departamentos de calidad altamente capacitados para poder afrontar diferentes situaciones. Por tal motivo, nuestros profesionales, comenzaron a aplicar inmediatamente el nuevo protocolo.”

Ayuda a la comunidad

“El Directorio de nuestra empresa se ha puesto a disposición de las autoridades para colaborar en esta situación de emergencia.. Para el hospital Urquiza se terminó de acondicionar un contenedor para ser utilizado en caso de emergencia.Estamos entregando productos a comedores, colaboramos con la Policía y Bomberos. Estamos convencidos que con ayuda de todos, vamos a vencer este virus. Concepción del Uruguayense un lugar especial para nosotros, nos da la posibilidad de trabajar, pero sin la gente no podríamos hacerlo”.

La industria en Concepción

“Estamos convencidos que la unión hace la fuerza. Estamos en contacto permanente con CEPA, cámara que nos representa, porque el coronavirus es un tema de todos, tenemos que ser responsables, pensar en nosotros y en el otro”. La idea de reunir a los industriales es el principio de un acuerdo para cuando salgamos de esto, porque algo va a cambiar. Hay que reunirse, estar en contacto con las empresas, con los colegas, para ver cómo salimos. Este es el principio y después debemos arrancar de nuevo juntos con todos los colegas y armar un grupo de trabajo. Hay que ser consciente de lo que está sucediendo y quizá plantear un protocolo nacional en consenso con toda la industria y el Estado, para alcanzar soluciones que nos mejoren a todos”, finalizó.

Entradas relacionadas