Productores de huevo trabajan a pérdida

La Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA) emitió un comunicado en el cual señala que “trabajan a pérdida y que el aumento otorgado del 5,5 % fue insuficiente”

En este sentido, el presidente de CAPIA, Javier Prida comentó a Agrofy News que se está trabajando a pérdida y que esto genera una eliminación de los lotes productivos. “Esta situación nos preocupa mucho y nos está haciendo tomar decisiones como achicar el parque productivo en un 15 %”, explicó.
Detalló que desde la pandemia hasta hoy se perdieron 1200 puestos laborales y se pueden perder 1200 empleos más, en los próximos meses. Pero esto no es todo ya que en caso de seguir disminuyendo la producción, Argentina podría importar huevos. “Lo más probable es que el país termine importando huevo. Se podrían traer huevos de Brasil”, aseguró el presidente de CAPIA. Además, señaló que áreas del Gobierno están trabajando para que se habilite este comercio con el país vecino. Cabe destacar que ya se importa huevo en polvo desde este país.
La nota enviada al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, reclama una solución a la situación que atraviesan los productores de huevo. La carta detalla el incremento de costos que sufrió el sector debido al incremento de los principales insumos.
“Esta situación se desbordó con la suba del maíz y la soja, mano de obra, el tipo de cambio, la logística y envases”, aclaró Prida. Al mismo tiempo, le remarcaron al ministro que mientras las granjas tienen el valor congelado, los supermercados y gastronómicos remarcan los precios. La carta aclara que el alimento balanceado impacta entre un 55 % a 60 % en el .
Ante este escenario, CAPIA elevó una propuesta al Gobierno para destrabar el presente económico de los productores. “Le pasamos dos propuestas, una consiste en fijar precios máximos en granja y precio máximo en góndola y la otra liberar los precios”, sostuvo Prida. En el caso de la primera propuesta, el incremento que recibirían los huevos sería de un 30 % aproximadamente. Entre el precio máximo de la granja y de la góndola, los intermediarios deberían repartirse el margen, aseguró el presidente de CAPIA.
Por otro lado, Prida explicó: “La otra propuesta es liberar y el aumento promedio de todos los productos sería de un 25 %”. Esto se debe a que los productos premium se pueden aumentar más que otros y así compensar.

Entradas relacionadas