Resultados de la Encuesta Mundial de Micotoxinas Biomin 2018

La última edición de la encuesta anual destaca las principales amenazas asociadas a las micotoxinas que se encuentran con más frecuencia en alimentos balanceados y los riesgos potenciales para la producción animal.

Los resultados de la Encuesta Mundial de Micotoxinas Biomin 2018 muestran la incidencia de aflatoxinas (Afla), zearalenona (ZEA), desoxinivalenol (DON), toxina T-2 (T-2), fumonisinas (FUM) y ocratoxina A (OTA) en los principales ingredientes de alimentos para animales. Estos incluyen el maíz, trigo, cebada, arroz, harina de soya, harina de gluten de maíz, granos secos de destilería con solubles (DDGS) y ensilado, además de otras fuentes.

En la última edición de la encuesta anual, realizada en 2018, se incluyeron 18,424 muestras de materias primas de origen agrícola provenientes de 79 países y más de 81,900 análisis.PUBLICIDAD

Figura 1Mapa global de la incidencia y riesgos de micotoxinas en diferentes regiones. Los cuadros indican el porcentaje de muestras analizadas que presentaron contaminación por las respectivas micotoxinas en una región. Los colores indican los diferentes niveles de riesgo, de acuerdo con el pie del mapa.

Figura 1. (Cortesía de Biomin)

Límites máximos recomendados para las principales micotoxinas en ppb

AflaZEADONT-2FUMOTA
2501505050010

Riesgo moderado = 0-25 por ciento de las muestras por encima del límite máximo
Riesgo alto = 26-50 por ciento de las muestras por encima del límite máximo
Riesgo severo = 51-75 por ciento de las muestras por encima del límite máximo
Riesgo extremo = 76-100 por ciento de las muestras por encima del límite máximo

Niveles de riesgo

Considerando la alta sensibilidad de las herramientas modernas para detección de las micotoxinas, la simple observación de su presencia es insuficiente y, por lo tanto, se deben analizar sus concentraciones. En consecuencia, los recientes resultados incluyen un mapa de riesgos, el cual se basa tanto en la presencia de micotoxinas en cuanto en los riesgos potenciales a los animales, en función de los niveles asociados a los riesgos conocidos para la salud.

La Figura 1 muestra los datos de la incidencia de micotoxinas en cada región, expresados como porcentaje de todas las muestras analizadas. El nivel de riesgo para una región (indicado por colores, de acuerdo con el pie del mapa) es determinado por el porcentaje de las muestras de micotoxinas que excedieron los límites máximos establecidos para animales de producción. Los niveles de riesgo se definen a partir de la experiencia práctica de campo y, además, de los experimentos científicos que simulan las situaciones prácticas de campo de la forma más realista posible. Además, los niveles de riesgo consideran las especies de animales más sensibles a cada micotoxina.

Los niveles medios de riesgo que se utilizan como referencia no impiden que ocurran contaminaciones específicas y graves por micotoxinas localmente en granjas o fincas, ni tampoco consideran el impacto negativo de la presencia de múltiples micotoxinas.

El mapa de riesgo considera la incidencia de una sola micotoxina, lo que puede subestimar la amenaza real que estos metabolitos representan para los animales debido a sus efectos sinérgicos (la presencia de múltiples micotoxinas indica un riesgo potencial) y subclínicos (aunque en bajos niveles de contaminación, las micotoxinas pueden tener impacto negativo sobre la salud y el desempeño de los animales).

Percepciones de las regiones

Las regiones del Sur de Asia y China/Taiwán se enfrentan a las amenazas más severas de riesgos asociados a las micotoxinas en animales de producción. Hay un riesgo extremo que afrontan ambas regiones, ya que el 85 por ciento de las muestras analizadas tenían niveles de contaminación por encima de los límites máximos. La Tabla 1 muestra una panorámica general del número de muestras analizadas, incidencia, niveles medios de contaminación y valores máximos de contaminación. En general, las fumonisinas y el desoxinivalenol (DON) fueron las principales amenazas, y en varias muestras se detectó la aparición conjunta de las dos micotoxinas.

Tabla 1. Resultados detallados de la incidencia de micotoxinas por región

Tabla 1. (Cortesía de Biomin)

Europa

Europa se clasificó como una región con riesgo moderado a severo, y más de la mitad de las muestras analizadas presentaba contaminación con niveles de micotoxinas por encima del límite máximo. Europa Central fue la notable excepción y presentó un límite de riesgo de 45 por ciento. Las muestras provenientes del Sur de Europa tenían altísima incidencia de fumonisinas: 84 por ciento y concentración media de 1031 ppb.

Los niveles de desoxinivalenol (DON) en las regiones de Europa Central y Norte de Europa aumentaron en 2018: en Europa Central se observó una alta prevalencia (64 por ciento), y concentración media de 776 ppb. Las muestras provenientes del Norte de Europa presentaron niveles similares de DON, con prevalencia de 66 por ciento y concentración media de 724 ppb. Los niveles de DON fueron particularmente elevados en cereales como trigo y cebada, y se observó una concentración media de 912 ppb.

Europa (Cortesía de Biomin)

Asia

Asia presentó el mayor nivel de riesgo durante el año en curso. En China, las fumonisinas y el desoxinivalenol (DON) fueron las micotoxinas que prevalecieron, especialmente en muestras de maíz. El 96 por ciento de las muestras de maíz presentaron contaminación por ambas micotoxinas. Los niveles medios de fumonisina y DON fueron 3438 ppb y 540 ppb, respectivamente.

El Sur de Asia se diferenció de las otras regiones por el hecho de tener otras preocupaciones además de fumonisina y DON. Las aflatoxinas fueron detectadas en 44 por ciento de las muestras analizadas en esta región. Además, el 87 por ciento de las muestras tenían presencia de aflatoxinas, en su mayor parte muestras de alimento. La contaminación más alta con aflatoxinas fue de 697 ppb, mientras para fumonisina se ha observado un valor de 47,285 ppb. Aunque es elevado, este valor representa menos de un tercio de la mayor incidencia de fumonisina el año anterior. La zearalenona fue la tercera micotoxina más presente en las muestras de Asia, y ha sido detectada en el 65 por ciento de los análisis.

Asia (Cortesía de Biomin)

América del Norte

El desoxinivalenol y las fumonisinas fueron las principales amenazas a los animales de producción en América del Norte. La contaminación de cereales por DON varió entre el 65 por ciento (2017) y el 86 por ciento (2018), con nivel medio de 1853 ppb. Las fumonisinas estaban presentes en el 70 por ciento de las muestras de maíz analizadas, y su concentración media fue 3497 ppb, la cual es relativamente alta para la región (3001 ppb).

Los granos secos de destilería con solubles, que son subproductos importantes del maíz, fueron especialmente susceptibles a la contaminación por DON: se observó una prevalencia de 98 por ciento, con contaminación media de 1420 ppb. Se detectó zearalenona, aflatoxina y ocratoxina A en el 34 por ciento, 8 por ciento y 3 por ciento de las muestras, con niveles medios de 362 ppb, 17 ppb y 13 ppb, respectivamente. La mayor concentración de fumonisinas a nivel mundial fue observada en América del Norte (130,724 ppb).

América del Norte (Cortesía de Biomin)

América del Sur y Centroamérica

En general, se observaron altos riesgos en estas regiones. Centroamérica presentó un nivel de riesgo de 70 por ciento, mientras en América del Sur se observó un valor de 72 por ciento. En esta región, el desoxinivalenol estaba presente en el 88 por ciento de las muestras de cereales, con altas concentraciones medias (1949 ppb). Además, se detectó una concentración máxima de 24,880 ppb.

Las fumonisinas fueron las micotoxinas más abundantes en esta región, y es la responsable de la contaminación del 86 por ciento de las muestras de maíz, el 100 por ciento de los granos secos de destilería con solubles (DDGS), y el 89 por ciento de las muestras de alimento. Se observó una concentración de fumonisinas de 72,100 ppb. Argentina destacó por la contaminación de fumonisina, con un nivel de 4762 ppb.

En Brasil, las micotoxinas más encontradas fueron las fumonisinas con un índice de incidencia de 73 por ciento y contaminación media de 2144 ppb. La segunda micotoxina de mayor incidencia es el DON (70 por ciento, 1073 ppb). En las muestras de maíz, la fumonisina es la micotoxina más encontrada (86 por ciento), con nivel medio de 2605 ppb.

América del Sur y Centroamérica (Cortesía de Biomin)

Medio Oriente

El Medio Oriente presentó un nivel severo de riesgo, con límite total de 60 por ciento. En particular, la prevalencia de fumonisinas, desoxinivalenol y zearalenona ha aumentado en la región, con niveles de 87 por ciento, 65 por ciento y 71 por ciento, respectivamente. En las muestras de maíz se tiene una situación aún más negativa, donde la prevalencia de fumonisinas alcanza el 100 por ciento, con nivel de contaminación de 3101 ppb.

Medio Oriente (Cortesía de Biomin)

África

De la misma forma que el 2017, la micotoxina más encontrada en África fue el desoxinivalenol, detectado en el 77 por ciento de las muestras analizadas, con concentración media de 736 ppb. Las fumonisinas se encontraron en el 77 por ciento de las muestras, mientras la zearalenona estuvo presente en el 72 por ciento de los sustratos analizados. El nivel de riesgo observado en África del Sur individualmente (67 por ciento) fue superior al nivel que se refiere a todo el continente (65 por ciento).

África (Cortesía de Biomin)

Conclusión

El análisis de 18,424 muestras, que se realizó como base para esta encuesta, subraya la importancia de monitorear y medir de forma continua las micotoxinas en granos y alimentos. Solo basándose en datos confiables de contaminación por micotoxinas es que los profesionales involucrados con la cadena de producción animal pueden crear estrategias de defensa −como un programa efectivo de manejo de riesgo− para proteger a los animales de los impactos negativos de las micotoxinas sobre la salud y el desempeño.

Micotoxinas múltiple: Visión general (Cortesía de Biomin)

Fuente; https://www.industriaavicola.net