Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Equipamiento en granjas de producción

Producción de aves y cerdos con la vista puesta en la próxima temporada

Cadena Avícola dialogó con el Ing. Fabián Morera, titular de la empresa AVIGE SA, de Concepción del Uruguay, una firma dedicada a la provisión de equipos para avicultura y cerdos. El profesional se refirió a los temas de agenda en materia de mantenimiento, con la vista puesta en la finalización del invierno.

Fabián Morera: En principio habría que puntualizar que el sector está golpeado por una cuestión sanitaria que tiene aún sin resolver, que es la aparición de casos de hepatitis aviar, que está ya con miras de solucionarse. Por otro lado, salidos de la pandemia y en vista a la temporada de verano y a las necesidades de las aves y los cerdos, siempre es bueno empezar a hacer mantenimiento de lo que son ventiladores, limpieza de las palas de los motores y también limpieza de todo el sistema de flogger, porque normalmente en los periodos invernales se estanca el agua y se calcifica de carbonato de calcio y eso tapa las toberas. Entonces, siempre en estos períodos es importante que cada galpón tenga su mantenimiento. Debe tenerse especialmente en cuenta el mantenimiento y limpieza de extractores como así de los paneles y es muy importante hacerlo ahora porque estamos con baja temperatura, recordando que son los primeros calores son los que generan gran mortalidad, sobre todo en aves. Contrariamente al cerdo que tiene un mecanismo de defensa natural y mejor.

CA: Fuera de estas recomendaciones ¿qué otras cosas debería tener en agenda el productor en la granja a la salida del invierno o durante el invierno para afrontar los primeros calores de primavera verano?

FM: Más que nada debe tenerse presente que la avicultura tiene su equipamiento para afrontar los veranos, un poco obsoleto. O sea, la genética aviar ya está demandando ventilación controlada, porque ventilador y floguera son paliativos para las altas temperaturas, pero el pollo no produce igual con esa tecnología que con una tecnología de galpón cerrado. Por supuesto que tiene otros costos mayores de electricidad que bueno, tampoco es algo que es que no se lo tenga en cuenta porque está cara la electricidad y cuanto más automatizado, mayor es el costo de hacerlo funcionar correctamente. Así que la misma genética aviar está exigiendo extractores con paneles, con un sistema de fogger de micro gota, cosa que no humedezca la cama, que se pueda evaporar el agua rápidamente y genere esa sensación térmica más baja que la que debería estar el pollo en sus 23 ó 24 grados nomás de temperatura ambiente dentro del galpón.

DZ: Este sistema es el que normalmente se denomina ventilación forzada…

FM: Exacto, sí. La ventilación forzada está manejada por una computadora que va encendiendo grupos de extractores a medida que va subiendo la temperatura ambiente. Normalmente el grupo enciende en los 25 grados. Después el otro grupo, a los 26. Otro grupo a los 27 grados. Y luego prende el fogger o panel, según la tecnología que disponga el galpón,  a los 28 y el galpón debería estar funcionando dentro de los 30 grados. Dentro del galpón, que por sensación térmica siente alrededor de 23- 24 grados, eso es lo normal y es lo que está pidiendo hoy la genética.

DZ: Se hace hincapié en la necesidad de modernización de equipamiento, pero ello tiene como condición la oferta de créditos blandos para inversiones…

FM: Desde ya que se está esperando líneas de crédito blandas o accesibles también porque bueno, normalmente hay requisitos y los productores deben presentar carpetas y en la medida que se puedan desarrollar tendrá un impacto importante. Hoy día tenemos tecnología de fines de los años 90, que está casi obsoleta y que hay que cambiarla, más que nada en cuanto a bebederos. Este que es un algo muy importante para poder mantener una oferta de agua considerable y aceptable para el consumo aviar.

DZ: ¿Cuál es el costo de instalación de un galpón entre estructura y equipamiento?

FM: Puedo dar una idea en dólares, pero depende de qué tecnología se pueda usar. Entre estructura y equipamiento pueden gastarse entre 150 mil y 250 mil dólares. O sea, hay un amplio margen, siempre hablando de galpones de 150 metros por 14, por 15 de ancho, con toda la tecnología dentro, adecuada a la genética actual. Pero hay distintas maneras de hacer un galpón, puede ser más automático, muy cerrado o semi abierto. Por eso ese rango tan amplio de precios.

DZ: ¿Es posible que se puedan ir reconvirtiendo galpones o, ante tanta la diferencia en tecnología, directamente conviene hacer galpones nuevos?

FM: Hay muchos galpones se pueden reconvertir en la medida que estén con las medidas, superándolos 130 140 de largo, porque el galpón pequeño termina siendo una inversión muy alta para la poca cantidad de aves que va haber dentro del galpón. Entonces la ventilación controlada y forzada demanda galpones grandes porque la inversión es alta. Entonces hay una tanda de galpones pequeños que convendría hacerlos de nuevo y otros que se pueden reconvertir sin problema.

DZ: Este avance de la genética ha traído otro tipo de cambios en el área de producción, que es la cantidad de aves alojada en cada galpón…

FM: A medida que el galpón trabaje más cerrado con ventilación forzada, se puede aumentar la densidad de aves hasta un 40 ó 50 por ciento. Todo depende del peso faena. Los sistemas de ventilación controlada toleran cuarenta y tres kilos por metro cuadrado. Entonces va a depender el peso de faena de la empresa, el que va a determinar cuántos pollos por metro cuadrado se alojan. Ejemplo, si pesaran 2 kilos, para 40 kilos, 20 pollos. Y si peso de faena es 3 kilos entrarán menos. Entonces el aumento de densidad está en relación al peso de faena más que nada, porque los sistemas de ventilación controlada hablan de kilos por metro cuadrado a alojar, no de pollos por metro cuadrado.

DZ: ¿Como está el panorama en relación a las exigencias para importaciones?

FM: Sigue habiendo complicaciones, pero más que nada por los fletes, por la pandemia que determina zonas cerradas y otras abiertas, entonces la programación de la compra, uno no tiene la certeza de fechas de llegada hasta que no estás más encima de la fecha. No es muy programable. Yo estoy importando ahora de España. Que encargué para que salga en junio me va a llegar a fin de agosto. Creo que va a llegar porque todavía no salió de España y se ha ido corriendo el embarque porque hay menos frecuencia de buques. Hay más contenedores que están retrasados, entonces yo tengo un puerto y se completar el barco y queda tu contenedor esperando. Creo que más que nada hay una retracción de la compra de las necesidades por un problema puntual, que la economía del país. Los precios que están en dólares.

DZ: ¿Cuál es el panorama que se está viendo en función de lo que se viene? Digamos una salida controlada o gradual de la pandemia en el último en el segundo semestre del año?

FM: Está habiendo una salida porque, por ejemplo, se ha programado la Expo Avícola y Porcina en Buenos Aires, hasta el momento entre el 20 y 22 de octubre, está confirmada. O sea, si vamos a tener una exposición en Buenos Aires para esa fecha es porque se abrirá la frontera y abriendo el país para que puedan asistir. En el caso de Brasil, la primera feria está programada para noviembre, así que hay una idea de un mercado abriéndose y la vida de la gente para una normalización.

Nuevas publicaciones

Aveshow
Recetas con pollo

Pollo al disco

En esta oportunidad traemos un plato que se vuelto echo tradicional en nuestra cocina, se trata de pollo al disco, en

DonAntonio (1)
La racionalidad aplicada a la calefacción de galpones de crianza
Bienestar Animal en plantas de faena avícola
Estamos en un punto de inflexión
“Queremos profundizar la capacitación en el sector de la construcción”
“Transformar el territorio en un lugar sustentable y sostenible”