Crece el consumo de pollo y hay más locales de venta

06/14/2010

Mercados

Cordoba

Crece el consumo de pollo y hay más locales de venta

La velocidad con la que se incorpora a la dieta de los argentinos convirtió a su carne en uno de los alimentos con mayor crecimiento en las preferencias en los últimos meses. Las estadísticas son contundentes. Según datos de la industria avícola, el crecimiento en el consumo interno es del 8,5 por ciento en lo que va del año. 

A este ritmo, los empresarios esperan terminar 2010 con un aumento de tres kilos por habitante. Con estos indicadores, la proyección encontrará al consumo en el cierre del año en 35,5 kilos.

En la vereda de enfrente se encuentra la carne vacuna, cuya producción en los primeros cuatro meses del año cayó 30 por ciento y se ubica entre las peores cinco de los últimos 21 años.

Está claro que el aumento en el consumo de carne de pollo es en detrimento de los cortes vacunos, cuya demanda doméstica se redujo a 56,3 kilos por habitante al año, 20 por ciento menos que un año atrás, cuando era de 70,3 kilos per cápita.
 

“Es muy simple, el consumo de pollo sube porque está reemplazando, por precio, a la carne vacuna”, declara Miguel Peinado, titular de la cámara de Avicultores de la provincia de Córdoba. Por estos días es posible encontrar el kilo de pata y muslo entre 14 y 17 pesos, muy por debajo de cualquier valor de corte bovino.
 

Más bocas
El incremento en la predilección por el pollo también se refleja en la apertura de locales que venden el producto.
En la ciudad de Córdoba hay 330 locales inscriptos para la comercialización. De acuerdo con información suministrada por la Dirección de Habilitación de Negocios de la Municipalidad, en lo que va del año se han habilitado siete locales, una cifra que mantiene la evolución mostrada por el rubro durante el año pasado, cuando se habilitaron 29 locales. En todo 2008 sólo se habían registrado en esa actividad ocho comercios.
“Un fenómeno que también se percibe en lo que va del año es la incorporación por parte de carnicerías de la venta de pollos como un anexo”, precisó María Fernanda Sánchez, directora de Habilitación de Negocios de la Municipalidad de Córdoba.
Según los empresarios avícolas, el negocio de la venta del pollo está en procesarlo en cortes (patas, muslos, pechugas y alas) o en la elaboración de milanesas. Se trata de una alternativa para darle valor agregado al pollo entero que ofrece un margen menor, aseguran.
De acuerdo con el relevamiento de precios que realiza este diario en cinco supermercados de la ciudad de Córdoba, el precio promedio del kilo de pollo fresco subió 36 por ciento en los primeros seis meses del año. En igual período de tiempo, el kilo de nalga se encareció 89 por ciento.

Datos de la actividad

En los primeros tres meses del año, la faena de pollos en el país creció nueve por ciento. Entre enero y marzo, la industria avícola sacrificó 147 millones de cabezas, contra 135 millones del primer trimestre del año pasado. Además de abastecer la evolución de la demanda doméstica, el pollo argentino también está pisando fuerte en la exportación. Entre enero y marzo, los envíos al exterior subieron 57 por ciento. Involucraron 50 mil toneladas, contra 32 mil de igual período del año pasado.
En cuanto a la generación de divisas, la mejora en el precio internacional de la tonelada de pollo hizo que los ingresos por exportaciones crecieran 90 por ciento.

 

Entradas relacionadas