Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Diálogo con Domingo Lopardo

04/23/2013

Mercados

Diálogo con Domingo Lopardo

 

Según el titular de Serviave, en San Justo, provincia de Entre Ríos, la alianza estratégica con la firma Ligato de Córdoba, coloca la meta de producción en alrededor de 150 mil pollos por semana hasta fines de 2013. 

Con la empresa Ligato mantenemos una relación comercial desde hace diez años, por la que le hemos pollo. Nos vende cuando le sobra producto para abastecer al mercado local. Dada las dificultades que tuvimos el año pasado cuando se desvinculó previstamente la gente del frigorífico FADEL, tuvimos una serie de inconvenientes, como los tuvo en general la avicultura en Argentina. A eso se sumaron la quita de subsidios y el encarecimiento de la materia prima.

Pablo Ligato, una persona de mucho respaldo económico nos dio una mano, con lo que solucionamos también algunos problemas financieros con su empresa. Decidió efectuar aquí las inversiones necesarias, pues traer el pollo desde Córdoba es, además de riesgoso, más costoso, por lo que se comprometió a terminar las obras en la planta de alimento balanceado sobre ruta 39.

Los trabajos se relacionan especialmente al tendido de la red eléctrica, interna y externa, que ya se encuentra en marcha. A la par, comenzamos a bajar pollito BB hace 30 días en la zona, trayendo el alimento desde Córdoba hasta que lo podamos producir en nuestra planta y crecer a un volumen adecuado para la actividad.

Se constituyó una nueva sociedad, a la que se denominó Sierras del río, que es la productora de los pollos parrilleros. La faena se llevará a cabo en el establecimiento de Serviave, a quien abonará por ese servicio de fasón una suma determinada. Lo mismo ocurrirá con la actividad del molino de alimento balanceado, que podría iniciar su labor después de mediados del presente año.

La firma Ligato está asociada a una avícola de la zona de Paraná, pero en la región de Quimilí, provincia de Córdoba, está construyendo una planta muy importante de BB, del orden de los 750 mil huevos. Para que tenga una idea, la planta de Granja Tres Arroyos en Gualeguaychú, produce 1 millón y medio. Con esa capacidad de producción abastecerá nuestro proyecto y los que mantiene en la provincia de Córdoba.

 

El rol de los trabajadores

Para nosotros lo más importante es darles a los trabajadores la posibilidad de sumar horas, para que ello les permita un ingreso acorde a sus necesidades. Se trata de un proyecto viable, no es un paliativo y seguirá la suerte de la avicultura del país. Tengo muchos años en la avicultura y he pasado buenas y malas, pero el acompañamiento que hemos tenido por parte del personal en esta oportunidad, es conmovedor. No es fácil interpretar los problemas cuando se pasa de ganar 3500 pesos por quincena a menos de la mitad y seguir trabajando. Por suerte le prometimos algo que se está cumpliendo, lo que también es bueno para ellos.

 

La avicultura argentina

La avicultura tuvo un crecimiento inesperado en los últimos años; pasamos épocas en las cuales suplantamos el consumo de carne roja en la década de los años 70. Con el paso del tiempo, se ha logrado mayor eficiencia y, con ello, producir proteína animal a bajo precio. Pero si tuviera que cuestionar algo de la actividad avícola es su escaso desarrollo comercial.

Se han cedido partes importantes de ese desarrollo a sectores independientes de la producción, lo que ha hecho que grandes volúmenes de comercialización de pollo estén en manos ajenas a la industria, que no ha logrado, por ejemplo, que el pollo trozado salga de la planta de faena en esa condición y que esta tarea la realice la comercialización intermedia. En tanto, las amas de casa dejaron de consumir el pollo entero, mientras no podemos sacar de las plantas de faena más de un 10 por ciento de trozado.

En el frente externo tuvimos grandes beneficios cuando nos favorecía el tipo de cambio. Pero por lo que sé, los grandes clientes de Argentina en volumen fueron Rusia y Venezuela, lo que supone un riesgo enorme. A ello se suma hoy un problema de crisis internacional que existe, sobre todo en Europa, que es un cliente con ventajas comparativas.

Hay atraso cambiario, con costos que suben porque van delante del tipo de cambio y ello nos ha hecho menos competitivos con la exportación. Hay casos, como el de Chile al cual se hizo difícil venderle y otros ocasionales, como Venezuela, sobre los que hay dudas en la cadena de pagos.

En el plano interno hay costos históricamente caros, desde nuestros puertos, como los fletes en el país, que son sustancialmente más altos que en Brasil. Para ser competitivos con este país, que es una gran exportador de todo, tenemos serias desventajas.  

 

Nuevas publicaciones

Aveshow
Recetas con pollo

Pollo al disco

En esta oportunidad traemos un plato que se vuelto echo tradicional en nuestra cocina, se trata de pollo al disco, en

DonAntonio (1)
La ciudad tiene un mapa productivo muy heterogéneo
La terminal portuaria uruguayense clave en la producción regional
La racionalidad aplicada a la calefacción de galpones de crianza
Bienestar Animal en plantas de faena avícola
Estamos en un punto de inflexión