Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Argentina está lejos del ojo de la tormenta

08/05/2011

Institucionales

Diálogo con el Presidente de CEPA, Roberto Domenech

Argentina está lejos del ojo de la tormenta

 

El titular de CEPA se mostró preocupado por el atraso de las compensaciones. “La medicina que no llega a tiempo, por buena que sea, no sirve”, dijo. No obstante, reconoció “se han puesto al día casi por completo”.

 

https://lh3.googleusercontent.com/-8ATssZ_vp1Q/TmUa751-VWI/AAAAAAAAGs0/nY02T4dNaN4/s640/DSC_1907.jpeg“Estamos haciendo un esfuerzo muy grande aguardando la reactivación de las compensaciones, lo que supone un compromiso no sólo de sector, sino de toda la cadena de proveedores y los bancos, que se ven obligados a manejar plazos muy por encima de los habituales. Confiamos que se regularizará en las próximas semanas y, pese a que se ha avanzado bastante, el ritmo es muy lento”, señaló Domenech.

El mercado internacional -dijo el ejecutivo de CEPA-, ha comenzado a repuntar luego de un primer trimestre malo en cuanto a volúmenes de exportación, con Venezuela como el lugar de mayor retroceso. También hemos tenido algunos inconvenientes en Chile, con el ingreso de cuartos de pollo americano y avances en productos brasileños.

No obstante, hemos levantado el crecimiento en mercados del sudeste asiático, Sudáfrica y varios países africanos. Europa está reflejando la crisis claramente, con lo cual la posibilidad de ventas es muy pobre. Los clientes habituales se han mantenido, tanto para las harinas, como pollo entero o cuartos”.

“Las estimaciones para el cierre del año alcanzan 1.860.000 toneladas, lo que significará 100 mil por encima del 2010, cuando habíamos previsto la mitad de ese valor. En materia de exportaciones pensábamos crecer unas 50 mil toneladas, pero creo que no superaremos las 25 mil. En el plano interno la oferta de carnes rojas sigue siendo restringida y su precio se mantiene en valores elevados, por lo que el ritmo de crecimiento del consumo de carne de pollo seguirá elevándose. Confiamos llegar a los 39 kilos per cápita en diciembre”.

 

La crisis internacional 

El dirigente explicó la visión del sector sobre la crisis internacional. “El mercado externo se mantiene inestable, por lo que no podíamos prever hacia dónde se dirigía la crisis, que sufre en este momento un período de profundización” dijo Domenech. “Los principales países gestores del producto bruto mundial la sufren, lo que no es un hecho menor y la misma Unión Europea, con los problemas que ello implica. Alemania es hoy una garantía para los alemanes, pero no es el motor del mundo, sino sólo de la UE, que ha comenzado a preguntarse hasta cuándo seguirán sosteniendo a países que deben hacer un fuerte ajuste y cómo afectará ello a ese mercado”.

“Argentina ha crecido mucho en avicultura; también tuvo una fuerte demanda de productos alimenticios que es lo que más y mejor hace. Pero la realidad marca que todo el mundo ha crecido en avicultura, aunque ninguno a las tasas que se ha crecido aquí, pero traíamos 10 años de atraso en esa materia. Tanto Brasil como Estados Unidos, Rusia o Ucrania acompañaron el crecimiento mundial en materia de avicultura.

Ahora, debemos preguntarnos si es económico producir pollo en Rusia, comparado a cómo se lo hace en Argentina. La respuesta es que los rusos producen más caro que nosotros, pero seguirán produciendo porque piensan en la seguridad alimentaria. Es decir, si más adelante existe un problema con el petróleo o el gas, quienren evitar problemas de abastecimiento, como le sucedió ya en la salida de la Perestroika”.

“Esto obligará a estar muy atentos porque podemos correr el riesgo de que esta incipiente transformación que realizamos, en el sentido de agregarle valor e industrializar materias primas, pueda conducir a una primarización del comercio exterior, cuando países como China o Rusia quieran comprar”.

 

La apreciación del real  

En cuanto a los vecinos del Mercosur, Domenech dijo que la apreciación de la moneda brasileña “ha creado problemas muy serios en sus industrias brasileñas, entre ellas la avícola, aunque se trata de un proceso que viene de varios años. La inflación alcanza un 5 por ciento anual, pero los costos crecen por encima de ese nivel, pues necesitan corregir los precios internacionales y deben enfrentar el costo de apreciación de su propia moneda, por lo que deben reunir más dólares por cada tonelada de pollo”.

“En nuestro caso, se nos encarecen los costos. Con un dólar que no va par y paso incremento de los costos, conduce también al mismo problema, esto es, necesitamos mayor precio para colocar el producto. En términos generales, hasta el 2008, no fue un problema porque el mercado demandaba y convalidaba precio, tanto de las materias primas, como de las elaboradas”.

“Pero ahora nos encontramos con que a Brasil, Estados Unidos o Argentina tienen mayores costos y, al pretender trasladarlo al precio, el mercado no los convalida. Entonces no preguntamos si esos mercados que crecieron y mejoraron su calidad de alimentación aumentando la ingesta de proteína animal, ahora retrocederán”.

“La presente crisis ha dejado en evidencia un tema que no cierra con las medidas que se toman. Por ejemplo: España tiene un 25 por ciento de desocupación de jóvenes; los desmanes que se producen en Inglaterra tienen relación con sectores de esa misma franja etaria, que no ve esperanza de trabajo. En ese contexto, una parte del ajuste que se ha planteado, es correr la edad jubilatoria de 65 a 67 años, con lo que tardarán más tiempo en liberar puestos de trabajo”.

 

Argentina no quedará afuera

“Existe un riesgo en las monedas, en los papeles de negocios y ello muestra un costado de la crisis, que va más allá de los que vemos en los diarios. No obstante, estoy convencido que Argentina está lejos del ojo de la tormenta, lo que no significa que no le ocasione algún inconveniente. El comercio de determinados productos en el orden mundial, en cuanto a sus valores, tendrá importancia conforme cómo quede fotografiado cada país a la salida de la crisis”.

“En el caso de Argentina, el grueso de las exportaciones agropecuarias se concentra en el complejo soja, el maíz y la fruta, pero creo que en este caso tenemos un gran impacto en el ingreso de divisas, focalizado en alimentos y en energía y, dentro de ésta, tanto la soja como el maíz, tienen la posibilidad de una participación importante. Por otro lado habrá que ver el comportamiento del petróleo y del gas, que en alguna medida debemos importar, al igual que el hierro, el aluminio o el plástico”.

 

La hora de la eficiencia

“Es un año en el cual no podremos generar expectativas en el precio. Durante los últimos 8 años hemos privilegiado el volumen y la eficiencia era una demanda. Entre una cosa y otra, íbamos por el volumen porque necesitábamos la escala y porque teníamos margen para ser, de alguna manera ineficientes en algunas etapas. Pero de ahora en más, todo el esfuerzo debemos volcarlo en la eficiencia, pues la lógica sería que los precios no den mucho más posibilidades de manejo y se agregará también la presión internacional”.

“En lo que va del año el grueso de las inversiones que están en marcha, se orientan a consolidar la eficiencia. Recordemos que durante 2011 se alcanzará una cifra cercana a los 500 millones de pesos de inversión, A diferencia de años anteriores, en que se agregaban máquinas de incubar, etapas mecanizadas en los frigoríficos o túneles de frío, ahora el grueso se destinó a la construcción de galpones, algo en lo teníamos serios déficit y asumíamos riesgos sanitarios”.

“El ritmo de construcción de galpones ha permitido, además, mejorar mucho la relación con los productores integrados, que involucra líneas de asistencia a tasas muy convenientes. En este momento hay inversiones muy fuertes en la construcción molinos de alimento balanceado, que tienen como objetivo duplicar el volumen. Cuatro nuevas plantas frigoríficas serán habilitadas el próximo año y aquellas que producían 6 mil pollos/hora han pasado a 8600/9000, mientras que otras pasaron de ese límite a 12000.

Casi todas las empresas frigoríficas han montado túneles de frío, que en la mayoría de los casos fueron producidos por Metalúrgica Albace, de la ciudad de Colón, provincia de Entre Ríos, que ha desarrollado un modelo que incluso exporta a países limítrofes”.

“Se construyen nuevas plantas de incubación, un de esos casos es el de Granja Tres Arroyos en Gualeguaychú, que se relaciona con la política de zonificación y compartimentalización que lleva adelante el SENASA y que permitirá que, ante un problema sanitario, no se interrumpa el flujo comercial internacional”.

“También Las Camelias, en la ciudad de San José, en esa misma provincia, ha duplicado la capacidad de su planta y la firma FEPSASA, de Concepción del Uruguay, se encuentra en plena ampliación. En Buenos Aires, la empresa Racic ha destinado inversiones a la ampliación de su planta y Avex, en Córdoba, acaba de habilitar un segundo turno. Por su parte, Soychú ha realizado ampliaciones tanto en Gualeguay, como en Salto”, provincia de  Buenos Aires.

 

Las negociaciones internacionales

“Consideramos que un tema al que debería darse prioridad en el futuro inmediato es a las negociaciones internacionales. Es necesario profundizar un sesgo en el cual encontremos la manera de generar un espacio para colocar nuestros productos, pues la consolidación de mercados no es sólo aspirar a una habilitación sanitaria. El país hace en este momento un proceso de redistribución del ingreso y nuestro sector puede mostrar claramente cómo ha mejorado esta parte de la relación con sus trabajadores”.   

“Por otra parte, somos eficientes para producir alimentos, pero no debiera confundirse ello con la posibilidad de que sean baratos. Vamos camino de tener costos similares a los internacionales, con determinadas ventajas, como la proximidad a los granos. Lo mismo ocurre con la bondad de producir alimentos sanitariamente confiables, en el fin del mundo, cuando ello tiene como contrapartida el costo de los fletes y las dificultades de integración”.

“Nos planteamos que no puede ocurrirnos lo mismo que en los 90, que fuimos abandonados a la mano de Dios. Tenemos que poner el pollo en la cabeza de todos los funcionarios y que donde se sienten a firmar convenios, nuestro producto se encuentre entre los cinco primeros a negociar”.    

Nuevas publicaciones

Aveshow
Recetas con pollo

Pollo al disco

En esta oportunidad traemos un plato que se vuelto echo tradicional en nuestra cocina, se trata de pollo al disco, en

DonAntonio (1)
La racionalidad aplicada a la calefacción de galpones de crianza
Bienestar Animal en plantas de faena avícola
Estamos en un punto de inflexión
“Queremos profundizar la capacitación en el sector de la construcción”
“Transformar el territorio en un lugar sustentable y sostenible”