Argentina país libre de Influenza Aviar

08/18/2007

Sanidad Aviaria

Un estatus sanitario que permite competir en el mundo

Argentina país libre de Influenza Aviar

La Influencia Aviar, también denominada gripe aviar o gripe de los pollos, es una enfermedad exótica para nuestro país, ya que en la Argentina nunca se registró un caso de aves infectadas con el virus de la gripe aviar. En 1999 el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA.) incorporó la Influenza Aviar Altamente Patógena al listado de enfermedades de la Ley de Policía Sanitaria de
los animales y desde entonces desarrolla acciones sanitarias orientadas a mantener la condición de país libre de esa enfermedad.
En 2005 la Argentina fue reconocida internacionalmente como país libre de la Influenza Aviar. No obstante, se han puesto en marcha medidas para prevenir la ocurrencia de un brote o para minimizar sus efectos, si éste se diera en el futuro. Frente a la situación epidemiológica registrada de otros países, el Servicio declara, mediante resolución 670/2005, el alerta sanitario en todo el territorio nacional para prevenir el ingreso y diseminación de la enfermedad y, en caso de que esta situación se produzca, ejecutar medidas destinadas a controlar y erradicar la gripe aviar en el menor tiempo posible y así recuperar la condición de país libre de la Influenza Aviar.
En la Argentina, los organismos responsables de las acciones en el área de la salud pública y de la salud animal son el Ministerio de Salud Pública y Ambiente de la Nación y el SENASA, respectivamente.

 

Qué es la Influenza
Es una enfermedad contagiosa de las aves causada por un virus que comúnmente infecta solamente a las aves y, en raras ocasiones, puede infectar a otros animales como el cerdo y menos comúnmente al hombre. El virus causante es denominado virus de la Influenza Aviar. Si bien es posible que numerosas especies de aves sean susceptibles al virus de la gripe aviar, algunas son más vulnerables que otras. En estos animales la enfermedad puede desarrollarse de varias formas, algunas de ellas con muy alta tasa de mortalidad.
Hay diferentes subtipos (al menos 15) del virus de la gripe que pueden afectar a las aves, aunque los que han provocado más daño son los subtipos H5, H7 y H9 de los virus tipo A. Esta enfermedad fue reconocida, descripta y denominada Peste Aviar en Italia en 1878. En 1955 se demostró que el virus causante de la enfermedad era en realidad un virus de influenza, por lo que a partir de ese momento la enfermedad pasó a ser denominada Influenza Aviar
El virus que actualmente ocasiona la pandemia en aves es un virus Influenza Tipo A, de alta patogenicidad, subtipo H5N1, comúnmente llamado “virus H5N1”. Ocasionalmente algunos seres humanos muy expuestos a este tipo de virus de las aves han enfermado gravemente o inclusive han muerto.

acerca de la Influenza Aviar
¿Qué es un virus de alta patogenicidad?

La infección en las aves de corral domésticas como pollos, pavos, patos, gansos, perdices, codornices y gallinas de Guinea puede causar enfermedad leve o grave. Según la capacidad de los virus de producir la forma leve o grave en pollos se los agrupaba en virus de baja patogenicidad o de alta patogenicidad.
El criterio por el cual, actualmente, los virus se clasifican como de alta patogenicidad es más complejo e incluye consideraciones de tipo molecular.
Las aves de corral infectadas con subtipos de baja patogenicidad manifiestan signos clínicos leves o incluso la infección puede pasar desapercibida. Por el contrario los subtipos de alta patogenicidad producen cuadros severos llegando a matar el 100 por ciento de los animales. Los virus de alta patogenicidad identificados hasta ahora han sido solamente H5 o H7; aunque no todos los virus H5 o H7 son de alta patogenicidad.

¿Cuál sería el origen de los virus de alta patogenicidad en las aves de corral?
Parecería que las aves silvestres, en especial algunas acuáticas, serían las principales responsables en el mantenimiento y difusión del virus y en la introducción del mismo a las parvadas de aves de corral. Existirían dos mecanismos por los cuales un virus de alta patogenicidad comenzaría a circular entre las aves de corral domésticas. Uno, las aves silvestres trasmitirían un virus de baja patogenicidad a las aves de corral y en esa población el virus se modificaría transformándose en una forma de alta patogenicidad. El otro, algunas aves silvestres transmitirían directamente el virus en su forma de alta patogenicidad.

¿Cómo se transmite el virus entre las aves?
Las aves infectadas eliminan virus en su materia fecal y en las secreciones respiratorias. Las aves susceptibles se infectan al entrar en contacto directo con estos elementos u otros elementos contaminados que pueden vehiculizar el virus tales como alimento, agua, vehículos, instrumental, equipos, ropa, etc.
La transmisión del virus puede producirse de granja a granja por vía mecánica (equipos contaminados, vehículos, jaulas, pienso, ropa, etc.).
El contacto de aves domésticas con aves migratorias infectadas es otra de las vías de transmisión de esta enfermedad.
En la Argentina, la posibilidad de un foco de gripe aviar por causa de aves migratorias infectadas es considerada de bajo riesgo. El sistema de producción aviar está altamente tecnificado y opera bajo normas de seguridad establecidas por el SENASA. El contagio por aves migratorias está más ligado a la producción doméstica, que en nuestro país es muy limitada.

La transmisión del virus puede producirse de granja a granja por vía mecánica (equipos contaminados, vehículos, jaulas, pienso, ropa, etc).  El contacto de aves domésticas con aves migratorias infectadas es otra de las vías de transmisión de esta enfermedad.

 

¿Qué aves se pueden infectar?
La mayoría de las aves parecen ser susceptibles a la infección por algún subtipo de virus de influenza tipo A. Sin embargo, un subtipo en particular puede afectar a una especie aviar como los pollos y no a otra como los pavos. Por eso, se considera que casi todas las aves son susceptibles a la Influenza Aviar en general, pero no a todos los subtipos en particular.
Los signos en aves enfermas pueden reflejar alteraciones en los sistemas respiratorio, digestivo, reproductor y nervioso. Las cepas letales del virus producen cuadros sobreagudos, particularmente en aves jóvenes, en los que pueden estar ausentes los signos clínicos o lesiones características, detectándose solamente muerte súbita de gran número de animales.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe en las aves?
Las aves pueden presentar los siguientes signos clínicos:

  • Depresión e inapetencia;
  • Baja repentina de la producción de huevo, Cese de puesta de huevos y los de la última puesta blandos o sin cáscara
  • Plumaje erizado; Diarrea; Cianosis (color azul o púrpura) de la barbilla y la cresta; Edema e inflamación de cabeza, párpados, cresta, barbilla y corvejones
  • Descarga nasal y oral sanguinolenta; Problemas respiratorios leves a severos
  • Hemorragias subcutáneas (manchas rojas) en la parte baja de las patas;
  •  Signos nerviosos como incoordinación, pérdida de la capacidad para pararse y moverse, torcedura de cabeza y cogote.
  • Los virus de la Influenza Aviar de baja patogenicidad causan una enfermedad subclínica, tan suave que puede pasar desapercibida o ser confundida con otra enfermedad.

¿Existen vacunas para prevenir la enfermedad en las aves de corral?

El uso de vacunas está generalmente limitado como un complemento de las medidas de control luego de confirmada la enfermedad. Esto se debe, principalmente, a que la protección conferida por una vacuna conteniendo un subtipo no confiere protección contra otro subtipo diferente.

La existencia de un elevado número de subtipos junto con la capacidad de variación propia del virus hace extremadamente difícil la selección del o los subtipos de virus a incluir en una vacuna.

¿Cuáles son los mecanismos de prevención?

La manera más aconsejable de prevenir el virus es la práctica de la bioseguridad. Por consiguiente, el avicultor debe tomar medidas adicionales para prevenir la entrada de gripe aviar y otras enfermedades:

  • Asegurar las puertas y los galpones donde se mantienen las aves. 
  • Permitir solamente la entrada de las personas que trabajan en la granja. 
  • Proporcionar ropa apropiada y medios para la limpieza y desinfección a los trabajadores.
  • Controlar el movimiento de aves, sus productos así como el equipo que entra  sale de la explotación. 
  • En granjas de aves ponedoras comerciales utilizar solamente maples o cajas de huevos nuevas o de plástico desinfectados.
  • Instrumentar un programa de control de plagas (roedores, insectos). 
  • Controlar el movimiento relacionado con el manejo de cama de pollo y guano. 
  • Eliminar los cadáveres dentro del establecimiento por medio de enterramiento, cremación o composta. 
  • Practicar el método “todo dentro-todo fuera” 
  • Limpiar y desinfectar completamente los galpones y mantener las instalaciones libres de malezas, escombros y chatarras. 
  • No visitar otras explotaciones de aves.

 

¿Qué es un virus de alta patogenicidad?
La infección en las aves de corral domésticas como pollos, pavos, patos, gansos, perdices, codornices y gallinas de Guinea puede causar enfermedad leve o grave. Según la capacidad de los virus de producir la forma leve o grave en pollos se los agrupaba en virus de baja patogenicidad o de alta patogenicidad.
El criterio por el cual, actualmente, los virus se clasifican como de alta patogenicidad es más complejo e incluye consideraciones de tipo molecular.
Las aves de corral infectadas con subtipos de baja patogenicidad manifiestan signos clínicos leves o incluso la infección puede pasar desapercibida. Por el contrario los subtipos de alta patogenicidad producen cuadros severos llegando a matar el 100 por ciento de los animales. Los virus de alta patogenicidad identificados hasta ahora han sido solamente H5 o H7; aunque no todos los virus H5 o H7 son de alta patogenicidad.

¿Cuál sería el origen de los virus de alta patogenicidad en las aves de corral?
Parecería que las aves silvestres, en especial algunas acuáticas, serían las principales responsables en el mantenimiento y difusión del virus y en la introducción del mismo a las parvadas de aves de corral. Existirían dos mecanismos por los cuales un virus de alta patogenicidad comenzaría a circular entre las aves de corral domésticas. Uno, las aves silvestres trasmitirían un virus de baja patogenicidad a las aves de corral y en esa población el virus se modificaría transformándose en una forma de alta patogenicidad. El otro, algunas aves silvestres transmitirían directamente el virus en su forma de alta patogenicidad.

¿Cómo se transmite el virus entre las aves?
Las aves infectadas eliminan virus en su materia fecal y en las secreciones respiratorias. Las aves susceptibles se infectan al entrar en contacto directo con estos elementos u otros elementos contaminados que pueden vehiculizar el virus tales como alimento, agua, vehículos, instrumental, equipos, ropa, etc.
La transmisión del virus puede producirse de granja a granja por vía mecánica (equipos contaminados, vehículos, jaulas, pienso, ropa, etc.).
El contacto de aves domésticas con aves migratorias infectadas es otra de las vías de transmisión de esta enfermedad.
En la Argentina, la posibilidad de un foco de gripe aviar por causa de aves migratorias infectadas es considerada de bajo riesgo. El sistema de producción aviar está altamente tecnificado y opera bajo normas de seguridad establecidas por el SENASA. El contagio por aves migratorias está más ligado a la producción doméstica, que en nuestro país es muy limitada.

¿Qué aves se pueden infectar?
La mayoría de las aves parecen ser susceptibles a la infección por algún subtipo de virus de influenza tipo A. Sin embargo, un subtipo en particular puede afectar a una especie aviar como los pollos y no a otra como los pavos. Por eso, se considera que casi todas las aves son susceptibles a la Influenza Aviar en general, pero no a todos los subtipos en particular.
Los signos en aves enfermas pueden reflejar alteraciones en los sistemas respiratorio, digestivo, reproductor y nervioso. Las cepas letales del virus producen cuadros sobreagudos, particularmente en aves jóvenes, en los que pueden estar ausentes los signos clínicos o lesiones características, detectándose solamente muerte súbita de gran número de animales.

¿Se puede infectar el hombre por consumir carne de pollo?

 

Para la OMS no hay evidencia de que el contagio de las aves al ser humano se realice por vía alimentaria. El virus no sobrevive a las altas temperaturas de cocción, por lo que se destruye durante ese proceso. Comer carne de pollo cocida no tiene riesgo alguno, pero la manipulación de aves o huevos infectados sí.

Cómo se infecta el hombre?
La transmisión del virus de Influenza Aviar a los humanos es un evento raro, más una excepción que una regla. Sin embargo, las consecuencias en las personas infectadas pueden ser graves incluyendo la muerte. La transmisión se da por contacto directo de las personas con aves infectadas o con sus excreciones o secreciones. También por contacto con ambientes altamente contaminados con el virus. Los casos registrados hasta el presente han sido pocos y se han dado casi exclusivamente en personas en estrecho contacto con pollos, pavos u otras aves de corral infectados.

¿Cuál es la situación de Argentina con respecto a la Influenza Aviar?
Jamás se ha registrado un caso en el país, motivo por el cual la Argentina está reconocida internacionalmente como libre de Influenza Aviar. La gripe aviar es una enfermedad exótica para la Argentina, precisamente porque nunca se han registrado casos y tampoco se han aislado virus de gripe aviar, de baja o alta patogenicidad.

Sin embargo, y teniendo en cuenta la situación mundial, es necesario establecer medidas de prevención y de alerta a escala nacional y en el ámbito de la región para evitar su posible ingreso. Como en otras cuestiones, la seguridad agroalimentaria es una tarea de vigilancia y prevención permanente.
Estas actividades se centran en: Control de importaciones; Vigilancia epidemiológica pasiva; Control de medidas de seguridad; La resolución del Senasa 1078/99 contempla que las importaciones de productos avícolas o aves vivas, comerciales y no comerciales, deben provenir de países libres de gripe aviar.
Las aves vivas, comerciales, ornamentales y no comerciales, cumplen un período de cuarentena cuando ingresan al país. Durante este período el SENASA les extrae muestras de suero e hisopados cloacales para realizar las pruebas de aislamiento del virus de la Influenza Aviar. En la Argentina el SENASA desarrolla un Programa de Vigilancia Epidemiológica Activa en forma anual que contempla las siguientes poblaciones bajo estudio: Aves comerciales
Aves de razas puras; Aves no comerciales (aves de producción familiar); Aves silvestres
También se desarrollan cursos de capacitación y participación en jornadas internacionales de lucha contra la gripe aviar. El Programa incluye la veda a la importación de aves vivas y productos avícolas frescos de países con la enfermedad, el análisis serológico y virológico de las aves importadas y la toma de muestras de las de producción local.

Normas del SENASA vinculadas con la Influenza Aviar

Resolución 221/1995: Establece los requisitos y normas de higiene y seguridad sanitaria para la importación de huevos fértiles y aves de un día.

Resolución 1354/1994: Aprueba la operatoria para autorizar la importación de animales vivos y su material reproductivo (semen, embriones y óvulos).

Resolución 1078/99: Incorpora en el artículo 4° del Reglamento General de Policía Sanitaria de los Animales a la Influenza Aviar Altamente Patógena.

Resolución 779/1999: Aprueba el nuevo Sistema Nacional de Emergencias Sanitarias (SINAESA).

Disposición 33/2005 : De la Dirección Nacional de Sanidad Animal Establece el análisis de las solicitudes de importación y de tránsito internacional entre terceros países de determinadas mercancías avícolas que no hayan sido sometidas a un tratamiento que garantice la destrucción del virus de la Influenza Aviar.

Resolución 670/2005: Declara el estado de alerta sanitario en todo el territorio nacional con la finalidad de prevenir el ingreso y diseminación de la enfermedad Influenza Aviar.

Textos completos de las resoluciones en
http://www.senasa.gov.ar/sitio/normativa.html

Entradas relacionadas