Eficiencia energética en la granja

04/09/2015

Equipamiento

Mejor desempeño con economía

Eficiencia energética en la granja

Cuestiones climáticas cada vez más severas -principalmente los cambios provocados por el calentamiento global- y la economía inestable, son algunos de los factores que vienen afectando a las empresas al momento de reforzar su desempeño. 

No es diferente en el agronegocio, en al cual la reducción de costos y el incremento de la productividad están siempre en la mira para quien desea ser más competitivo.
En este contexto, la eficiencia energética surge como alternativa para el productor rural. La reducción de energía por medio del uso de máquinas más eficientes, capaces de producir más con menos, está siendo adoptada en los diferentes segmentos del agronegocio.  Con la decisión de buscar eficiencia energética para su negocio, además de economizar energía, lo que representa una ganancia significativa a fin de cuentas, el productor rural aún contribuye a la preservación del medio ambiente. La energía es un desafío, pues se ha vuelto más cara y escasa. Las opciones que el productor tiene son construcciones más sostenibles, la generación de energía en la propia granja –por emdio de biodigestores- o utilización de equipos más eficientes y con menos consumo de energía.
Tratándose de granjas de aves y porcinos, la cuestión del hábitat es lo que consume más energía. “Pensando en la climatización del ambiente es posible realizar algunas acciones preventivas que pueden contribuir para la eficiencia energética en la granja”, afirma Paulino Armando V. de Oliveira, investigador de Embrapa Porcinos y Aves. Oliveira, quien tiene doctorado en Construcciones y Hábitat para Aves y Porcinos, señala que “el primer ítems que debe tenerse en cuenta para la eficiencia energética de una granja es el aislamiento térmico del galpón”.

 

Explica que “es necesario mantener la temperatura en el ambiente  -tanto calentando como refrigerando- para perder la menor cantidad de energía posible. El necesario realizar un asilamiento perfecto para reducir el gasto de energía”,destaca. Oliveira destaca “la importancia de que el galpón tenga cierre lateral, cielorraso y cobertura adecuados y sin rendijas, para que en el invierno sea posible gastar menos combustible y en verano trabajar con menos extractores encendidos. Lo ideal sería optar por paredes para evitar la infiltración de aire caliente en verano y frío en invierno”, completa.
 

Paso a paso

Oliveira señalo los pasos básicos para alcanzar la eficiencia energética en la granja:
Aislamiento térmico.
En verano o invierno: evitar rendijas de entrada de aire en lugares indeseados y direccionamiento correcto del aire. En el verano la totalidad del aire debe cruzar por las placas de evaporación.  
En el caso del uso de energía eléctrica, utilizar invasores de frecuencia en los motores, permitiendo una velocidad constate en los extractores, lo que reduce del 30 al 40 por ciento el consumo, pues evita los picos de corriente de partida.
– Utilizar biogás.
– Realizar una buena gestión del agua en las granjas : trabajar en el caudal y presión correcta de los bebederos para evitar el desperdicio de agua; utilizar el agua en la temperatura recomendada. 
– Posicionar en el galpón de manera que no se encuentre en un lugar muy húmedo o muy frío. 
– Realizar un buen drenaje alrededor
– Utilizar buena vegetación alrededor para absorber la radiación solar.
– En el caso de la avicultura, que necesita de iluminación, se sugiere el cambio de lámparas incandescentes por LED. 
 
Fuente: ELO Revista. GSI Brasil. 
 
 
 

Entradas relacionadas