Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Diálogo con Mario Massei, titular de Sede América de Basavilbaso

“Terminaremos un año con el sector avícola estable”

El titular de la empresa Sede América, Mario Massei, propietario del ex frigorífico FABA, de Basavilbaso habló con Cadenas de Valor, por Radio Nacional Concepción del Uruguay,l sobre las inversiones realizadas en materia de frio y su relación con el consumo energético.

“Vendemos alimentos y lo que tenemos que tener en cuenta es que tenemos que llegar en óptimas condiciones al consumidor. Asegurarle que en ningún momento el producto sufre en su traslado. Que cuando le llega a él, esta óptimo para ser consumido y asegurarle un tiempo de protección más allá de lo necesario. El objetivo tiene fecha de vencimiento, pero con seguridad, la durabilidad del producto tiene que ir más allá de eso. Nuestro sector es demandante de frío constante en buena cantidad.

“Lo que más volumen toma, es el sistema para congelado de cajones que, hablando de cadena de valor, fue hecho en San José por la gente de Albace. La provincia moviliza sectores, que es muy importante. Cada vez que uno se mueve, alrededor de uno se mueven un montón de cosas y eso entusiasma”, señaló Massei.

“Toda la gente que vende sistemas de frío está apuntando cómo consume cada uno, pone el énfasis en cuanto menos se gasta, la energía ha pasado a ser, como es en todo el mundo, un recurso fundamental, salvo en el Gran Buenos Aires y CABA, donde pagamos la energía lo que no vale. Después, en el resto del país, la gente sufre las consecuencias de lo que realmente cuesta y, sobre todo, las industrias, hoy el costo energético es fundamental. Entonces es una cosa que hay que cuidarla en todo momento. Es fundamental el cuidado de este recurso.

Nosotros le compramos a ENERSA, que a su vez la compra a un mayorista. Hay una competencia en los servicios, pero es muy difícil. Las industrias creo que pagan lo que vale y hay sectores que no pagan, son políticas de Estado que nosotros no la manejamos”.

La actualidad del sector

Mazzei detalló los números de la empresa, sostuvo que el sector tiene algunos inconvenientes, pero se encuentra estable y pronosticó un cambio de rumbo a nivel internacional.

“No hemos crecido en producción, hemos mantenido los niveles. Hoy estamos ocupando en toda la empresa poco más de 500 personas, desde los reproductores hasta la faena, despacho y granjas. Y ese número se ha mantenido durante toda la pandemia; no hemos reducido absolutamente nada. O sea, seguimos y tratamos de ver qué camino nuevo podemos encarar para seguir avanzando. 

Estamos faenando hoy en el orden de los 55 mil pollos por día, lo normal sería unos 60 mil, así que estamos un poquito abajo, esperamos que, si el año que viene tenemos posibilidad de bajar un poco más de pollo, incrementar algo esa faena, pero también el mercado interno está totalmente abastecido, con lo cual, si nosotros no logramos colocar más mercancía en el sector externo, es una canibalización entre colegas. Tenemos que ir por los mismos clientes y eso va en desmedro del precio”.

“Ha sido un año difícil, el poder adquisitivo de la gente, no nosotros, muestra que hay sectores que se lo han devorado. Esta es la realidad, el precio del pollo es muy bajo comparándolo con cualquier cosa, pero hay sectores que le devoran el salario a la gente, por la inflación, por los impuestos, por lo que sea. Pero aquel hombre que trabaja dignamente y tiene un salario llega con dificultades a fin de mes, con lo cual también al pollo lo afecta, hay que tener en cuenta que en el último año la producción con respecto al año anterior ha sido un poco inferior.  Por problemas básicamente de reproductoras. Algunos problemas que ustedes conocen en la provincia con respecto a la hepatitis que disminuyó también la oferta. Pero yo creo que llegamos a fin de año bien, estables. Lo que noto y que es importantísimo para mí, para el futuro, es que los mercados internacionales, el año pasado para darte una idea la suprema de pollo ofrecían pagar 1400, 1500 dólares la toneladas y ahora nosotros hemos vendido para entrega diciembre a 3100 dólares en ese sector, lo que marcaría un potencial cambio, una orientación que debería favorecer a que las industrias que están montadas, empresa muy grandes que tiene mucho volumen volcado a la exportaciones, se verán favorecidas, pese a la carga de precios internos que hubo. Así que yo soy optimista en cuanto al futuro.

Falta de financiamiento

Mazzei analizó la falta de financiamiento a nivel local y cómo hace cada frigorífico para financiarse y aumentar la producción.

“Nos financiamos primero porque en general no existen líneas de crédito, salvo excepciones, para inversiones productivas. Se habla mucho y se hace poco. Hace poco, en una reunión se hablaba de un crédito de 2 mil millones para el sector. Pero la verdad que no sé cómo hay que arrimarse para tomarlo. Te doy un ejemplo, nosotros colocamos un sistema de frío, la empresa que nos lo vendió, es representante local de una empresa extranjera. O sea, ellos nos financian a nosotros, desde el exterior. Tenemos más créditos de los proveedores que a veces del mismo sistema financiero. El BICE es un banco que da algo de apoyo bueno y después los Bancos Nacionales. Pero no es fácil acceder, la verdad que no es un tema fácil. Nosotros necesitamos que los productores, los integrados mejoren sus instalaciones. Para eso hay dos caminos, o nosotros ganamos más plata y pagamos más tarifas para que ellos tengan más dinero para comprar al contado o que haya líneas con créditos de tasas accesibles, retornables que las puedan pagar y eso habiendo la inflación de tenemos se hace difícil porque es toda una aventura, esta es la realidad. Pero es cierto el sector avícola pone lo que tiene y lo que no tiene. Avanzamos en la producción porque cuando no pusimos precios por competencia entre nosotros, es una lucha constante en mejora de la calidad del producto, debe ser una de las industrias que más ocupa la cabeza del hombre porque si yo tuviera una metalmecánica compro una máquina nueva y la incorporo. Acá Tenemos que luchar con la vida del animal mejorar los días de crianza, la calidad del alimento, la medicación que se le da, las vacunas hay un sin fin de cosas que nos llevan a ir mejorando la producción”.

El impacto de la hepatitis

En última instancia el titular del ex FABA habló sobre los beneficios de la vacunación contra la hepatitis aviar.

“La vacunas para la hepatitis fue importada para darles a las reproductoras. La reciente medida del Senasa de habilitar vacunas para la población en granja, constituye un beneficio extraordinario porque, sobre todo la zona de mucha población, como es toda la costa del Uruguay, se hace difícil el manejo de la enfermedad. Si tenemos una vacuna para los animales en las granjas, sería una delicia. Mejoraríamos los costos de toda la zona, el integrado cuando recibe el pollo, reduce la mortalidad y cobra mejor. La verdad, que será un beneficio extraordinario”. 

Aveshow
DonAntonio (1)
Provincia y Nación asistirán a productores entrerrianos afectados por la sequía
Normativas Ambientales de Entre Ríos
“La faena está ya para ponerla en marcha”
“Trabajamos en el sector avícola y el porcino de manera estable”
“Advertimos hace diez años sobre la aparición de hepatitis”