Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Granja “Tres Arroyos” buscar radicar un complejo avícola-productivo en el Chaco

08/29/2010

Institucionales

Granja “Tres Arroyos” buscar radicar un complejo avícola-productivo en el Chaco

            El gobernador Capitanich recorrió la mega planta de Capitán Sarmiento en Buenos Aires donde se procesan diariamente unas 200 mil aves. Junto a la otra industria radicada en Entre Ríos, la empresa genera más de 4 mil puestos de trabajo en forma directa. “No hay nada que diga que no para poder radicarnos en el Chaco”, dijo el presidente Joaquín de Grazia.

            “Estamos en condiciones óptimas de cumplir el sueño, que es transformar cereales en carne, generar valor agregado y tener un impacto en el empleo. Estamos muy abiertos para garantizar un proceso de inversión y desarrollar la estrategia de producción avícola en el Chaco”. Así lo aseguró el gobernador Jorge Capitanich tras recorrer junto al presidente de la empresa, Joaquín de Grazia, la planta que Granja Tres Arroyos posé en Capitán Sarmiento, provincia de Buenos Aires. En el lugar, se procesan 200 mil aves por día y trabajan en forma directa unas 1500 personas.

            Luego de interiorizarse y observar en el lugar el proceso de producción de esta mega planta, las partes acordaron trabajar en una carta de intención que permita un cronograma de compromisos, con el objeto de establecer una meta final que sería un complejo avícola-productivo en el Chaco. “Tenemos disponibilidad de tierras (unas 100 hectáreas entre Concepción del Bermejo y Pampa del Infierno), identificamos productores que pueden formar parte de esta estrategia desde el punto de vista de la producción de pollos y hemos planteados compromisos de inversión en la zona, como energía, provisión de agua y caminos para garantizar infraestructura y logística”, destacó el primer mandatario provincial al momento de evaluar el encuentro, del que también participó el ministro de la Producción, Enrique Orban.

            La iniciativa responde a las políticas del gobierno provincial de atraer inversiones que se traduzcan en industrias, con la posibilidad concreta de generar mano de obra directa e indirecta. Además, ratificar y fortalecer una de las políticas de Estado de la actual gestión, como la que significa convertir al Chaco en una potencia agroalimentaria.

“Nada que diga que no ”

            Don Gaspar de Grazia inició el sueño allá por 1935, cuando llegó al país con la esperanza de prosperar a partir de su alma pionera. Con su hermano comenzaron a vender pollos por las calles de Buenos Aires. Al tiempo, su esfuerzo prosperó e instaló un negocio de venta de pollos en el mercado porteño, y finalmente en 1965 trasladó su local a la actual ubicación. Hoy cuenta con la colaboración de más de 4000 personas en forma directa, conformando uno de los equipos mejor preparados para hacer avicultura en la Argentina.

            Joaquín, su hijo, preside hoy la empresa, manifestando su orgullo respecto a que el gobernador haya querido interiorizarse por esta actividad, llamada a ser en el futuro la proveedora de proteínas para el abastecimiento de la población humana. “Hemos puesto al tanto a Capitanich de lo que hacemos y cómo lo hacemos. Estamos invitados a visitar la Provincia del Chaco a los efectos de verificar in situ las bondades y las tareas de infraestructura que se están realizando, para evaluar la posibilidad de establecer una actividad como esta en el Chaco”, destacó. Así anunció: “Es una primera visita, pero no hay nada que diga que no, dado que el Chaco es buena productora de materia prima e insumos y cuenta con las condiciones necesarias, como el factor humano a disposición”.

            La planta de Capitán Sarmiento procesa diariamente 200 mil aves, pollos básicamente, pero también faena gallinas reproductoras y ponedoras. Produce pollos tanto para el mercado interno como para el externo, entero y trozado. Además, produce productos cocinados, como prefritos y empanados. Asimismo, cuenta con una planta de subproductos donde se elaboran los residuos, plumas y vísceras; y una planta de tratamiento de efluentes a los efectos de volcar al arroyo el agua en las condiciones que establecen las leyes argentinas.

            En la zona donde se emplaza, existen 150 granjas integradas, propiedad de productores independientes, los que son abastecidos por la planta en forma total en cuanto a la provisión de pollitos bebés, alimento balanceado, atención veterinaria y productos que hacen a la salud de las aves. En tanto, los productores se encargas de cuidar las aves y de transformarlas en adultas, para luego ser transportadas hasta el frigorífico para su faena. “Tenemos nuestras propias plantas de alimento balanceado, compuesto básicamente por maíz y soja. Una vez preparado y formulado especialmente son entregados en las granas de los productores integrados”, concluyó De Grazia.

            Junto a la otra planta que la empresa posé en Entre Ríos, suman unas 4 mil las personas que trabajan en forma directa, ya sea en el proceso de alimentos balanceados, como en la faena, crianza, producción de huevos fértiles y depósitos de bebés. “La avicultura derrama trabajo, ya que hay muchos servicios que motoriza esta actividad incrementando la cantidad de mano de obra que genera de manera indirecta”, finalizó el empresario.

“Gratamente impresionados”

            “Estamos gratamente impresionados por el enorme emprendimiento que han realizado en esta firma de carácter familiar. Es muy importante su manifestación de interés para una eventual radicación en el Chaco, por lo que tenemos que trabajar y mucho”, precisó Capitanich. Es que el gobernador del Chaco evaluó tres elementos que han distinguido al desarrollo y evolución de esta industria: El arraigo a la cultura productiva, la logística integrada y la tecnología aplicada para incrementar la productividad. “Hoy comercializa 400 millones de dólares de exportación, cuando antes era algo absolutamente impensado”, concluyó.

            Actualmente, la compañía mantiene una importante política de acuerdos comerciales con países de Europa, América, Asia y África. En estos mercados, la marca Granja Tres Arroyos cuenta con una excelente aceptación, lo que se sustenta en su calidad como así también en los exigentes controles de bioseguridad internacional que aseguran un producto de primerísimo nivel. Seis marcas genera la empresa: Granja Tres Arroyos, Jet Food, Capitán Sarmiento Avícola, La Comarca, Campos de Areco y Granja Moro El 30 por ciento de su producción se destina a España, Francia, Inglaterra, Alemania, Holanda, Italia, Bélgica, Rusia, Chile, China y Japón, entre muchos otros países.

 

Fuente: Diario Norte

Nuevas publicaciones

Aveshow
Recetas con pollo

Pollo al disco

En esta oportunidad traemos un plato que se vuelto echo tradicional en nuestra cocina, se trata de pollo al disco, en

DonAntonio (1)
La racionalidad aplicada a la calefacción de galpones de crianza
Bienestar Animal en plantas de faena avícola
Estamos en un punto de inflexión
“Queremos profundizar la capacitación en el sector de la construcción”
“Transformar el territorio en un lugar sustentable y sostenible”