Análisis del frente externo y reglamentaciones sanitarias

12/15/2014

Eventos

Con participación de Costa Rica, Colombia y Bolivia

Análisis del frente externo y reglamentaciones sanitarias

Durante la noche del viernes 12 de septiembre se llevó a cabo en la sede de la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU), un panel sobre el “Frente externo y reglamentaciones sanitarias”, de cual participaron representaciones de países del Mercosur y el Caribe, el Rector de la casa de estudios, Héctor Sauret y la Jefa del Programa Aves y Animales de Granja del SENASA, Cora Espinosa.

Dr. Héctor C. Sauret Rector de la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU)

“Lo que hoy nace debe proyectarse con fuerza”

 

“Nuestra economía en esta industria nos proyecta a lo nacional y el comercio exterior. Y la finalidad de la actividad es desenvolver una política nacional que nos potencie en las capacidades industriales. La producción y el sector científico-tecnológico, es una alianza estratégica. La Universidad se potencia, se fortalece a través de nuestros ministerios. La alianza estratégica que propicia el MINCYT ha generado una revolución en el “campo del conocer” y en el “campo del realizar”.

“La exportación implica procesos de producción nacional en donde los productores deben conocer estándares internacionales, que el comercio exterior ha acordado.

La UNASURy la CELAC (en la Habana ésta organización propició un documento con una visión de conjunto) son marcos de referencia, por lo que aquello que pueda constar en un acta será documento para que los organizadores en 2015, puedan a esta actividad darle continuidad”.

“Al recordar la potencialidad avícola en la zona de Caseros, lo que se pretende es proyectar la actividad hacia la segunda mitad del siglo XXI. Lo que en definitiva se sugiere es la comprensión de que los cambios tecnológicos, son muy acelerados y claves en la confianza de las posibles asociatividades. Conocer para ser conocidos, compartir para trazar caminos comunes, son las alternativas de esta convocatoria.

Cuando la universidad recibe a sus alumnos, los recibe para formarlos como ingenieros agrónomos pero también desde hace 5 años, la UCU se ha integrado a procesos de producción. Lo hace como productora de reproductores bovinos de raza Simmental, en su propia Cabaña. Con los debidos controles sanitarios, comprendiendo lo que ello significa.

Entendiendo esta jornada como un cambio de paradigma: del aislamiento a la integración, de la integración a la cooperación, como cuestiones centrales requeridas por la economía moderna y por el desarrollo de nuestras ciudades, campos y países

Para Concepción del Uruguay ver protagonizar la experiencia de Caseros es ver una proyección de  nuestra personalidad productiva en el escenario nacional. Esa proyección debe entenderse como un aporte genuino a Entre Ríos y la Argentina, quien recibe a los colegas visitantes como oportunidad para afianzar la unidad de América Latina y el Caribe.

Sean bienvenidos los visitantes, produciremos el Acta de este panel y lo entregaremos a los organizadores. Deseamos que lo que hoy nace, se proyecte con fuerza en el mañana”.

 

 

Dra. Cora Espinoza Aves y Animales de Granja del SENASA

“Todos los momentos son buenos para la mejora sanitaria”

“En los últimos años se ha dado un crecimiento paulatino y constante del sector avícola en la sanidad animal y en los últimos 10 años el crecimiento ha sido más evidente y notable. Todos los momentos son buenos para la mejora sanitaria, como del estatus del país. Más que por visión de futuro, en la búsqueda de dar siempre un paso adelante, se ha trabajado con acierto sobre el status del país y llevar al exterior (a los organismos internacionales de reconocimiento de la sanidad, como es la Organización Mundial de la Salud Animal y otros países referentes en la actividad avícola) nuestro status sanitario”.

“En 1997 se hizo la declaración de país libre de Newcastle ante la OMSA y luego se logró el reconocimiento de status sanitario por países como EEUU, UE, Chile y Canadá. Otros mercados destacados en la cuestión avícola reconocieron la mejora sanitaria. A continuación se intentó ser incorporados a la lista de terceros países exportadores de carne aviar a la UE, siendo declarados también libres de influenza aviar. Esa condición ayudó en lo comercial y económico para hacerlos provechosos en la exportación, con un status sanitario reconocido y una condición avanzada al ser incorporados a la lista de exportadores a la UE”.

“La UE no es el gran mercado como destino, sino como caja de presentación ante el resto del mundo, permitiendo la apertura más fácil de otros mercados. Además exige cientos de gestiones (papeleo y auditorías propias) a superar, cuando ya están hechas, las posibilidades de exportación son mucho más ágiles y propician las posibilidades de la exportación”.

“Newcastle e Influenza Aviar significan barreras sanitarias para la exportación. Se debe sostener y mantener el esfuerzo para garantizar ese status de país. Y eso se logra con el trabajo conjunto. El sector privado en conjunto con el SENASA y contando con las universidades (con acciones vinculadas a la actividad y en especial la UCU, que ya conocía), vinculadas éstas a producciones como la avícola en Entre Ríos (por su importancia en el contexto provincial y nacional). Ese trabajo conjunto entre centros educativos, científico-tecnológicos, ministerios provinciales y nacionales y el Senasa, son de fundamental importancia para sostener y mantener ese status sanitario, que nos favorece no solo en el contexto de la exportación, sino en el mercado interno también”.

 

Estado de situación de la avicultura en Costa Rica

Médico Veterinario Alfonso López Castro

“Primero que nada, me da mucho gusto estar aquí con ustedes y me da mucho más gusto estar otra vez en el claustro en la Universidad, que siempre llevo en mente que es la madre del alma, es muy grato volver a las aulas, aunque sea a esta forma pasajera. Estoy aquí porque en Costa Rica, un país muy pequeño, con una avicultura muy tecnificada, donde se producen apenas 55.000.000 de “euros” al año, y tenemos 2.4 millones de gallinas ponedoras, siempre mantuvo una imagen dentro del mercado local centroamericano, como un país con bastante bioseguridad y excelentes prácticas de manejo de las distintas líneas de explotación genética. Sin embargo, en abril del 2013, el director del SENASA tuvo que hacer el reporte a la OIE de un brote de salmonella gallinal”.

“Los veterinarios privados y del gobierno nos pusimos en la tarea de concretar cuáles eran las acciones correctas para la contención del brote. Lamentablemente, para toda la industria, el manejo tuvo más de lo político que de lo técnico, y la decisión final de los veterinarios del gobierno fue que la salmonella no se podía contener y neutralizar, vacunando con salmonella intermitidas”.

“No sé si todas las personas del auditorio están familiarizadas con lo que es el programa de inmunización y lo que son las distintas cepas de la salmonella. Pero hoy en día la preocupación es muchísimo más grande y el impacto económico es desastroso, porque vacunar con salmonella enteritidis en la creencia de que se puede neutralizar la salmonella gallinal, fue una decisión y un consejo pésimo, que en ese momento fue aparentemente aceptado de buena fe, pero que nos contuvo a que el brote de salmonella gallinal se haya extendido, se haya provocado un daño económico muy grande, y un perjuicio sanitario, con la extensión del brote a los planteles vecinos del block del foco inicial”.

“Mi presencia aquí es porque tengo la fortuna de contar con la amistad del Dr. Raúl

Novella, de Laboratorios Inmuner. Que elabora una vacuna que ha demostrado bastante eficacia en el control de este problema sanitario y que en este momento, personalmente como empresario en el sector avícola y como médico veterinario, estoy tratando de convencer a las autoridades costarricenses de que tenemos una herramienta que puede ser bastante eficaz para controlar este problema que es, en realidad, el único problema serio que se ha presentado en la avicultura de Costa Rica”.

“Siempre se gozó de un estatus sanitario, de una fama de avicultura manejada de manera muy técnica, con mucha bioseguridad. Pero, como suele decirse en Colombia, “al mejor mono también se le cae el zapote”. Entonces, a pesar de todo el prestigio de lo técnico, tenemos un problema muy serio y no hemos sido capaces de resolverlo”.

 

Visión y Proyección Industrial de la Avicultura de Colombia

Médico Veterinario Guillermo Rodríguez Neyra

“La avicultura en Colombia tuvo un origen familiar y actualmente se inició un proceso de industrialización. Los consumos per cápita aumentaron de forma natural y en los últimos 10 años las empresas familiares tomaron conciencia de que había que hacer procesos de industrialización. Colombia está en el cuarto lugar de producción de pollos”.

“Tenemos un consumo per cápita de 23 kg y somos el país que consume más huevos en la región 237 unidades per cápita, con 672 millones de BB. En cuanto a los procesos de bioseguridad, la enfermedad de Newcastle es una limitante por ser un país netamente tropical y por estar en fase de maduración del proceso industrial nos ha sido muy difícil controlarlo y mucho mas difícil erradicarlo. En éstos momentos estamos viviendo la fase final que inició hace un año. Nuestros ciclos son cada 5 años y no los hemos podido controlar”.

“Esto nos cierra los mercados internacionales, sólo nos queda la opción del consumo interno, que lleva a las compañías a canibalizarse. Sale adelante el que mejor se ha preparado, ha invertido en tecnologías, ha mejorado las condiciones de producción y se ha acogido a programas muy estrictos de bioseguridad”.

“Hace unos años nace el FENAVI, que agrupa a los productores, empezó una disputa con el ente estatal ICA, hasta que se dieron cuenta que si no se dedicaban unos a producir adecuadamente y otros a legislar no se hubieran logrado los objetivos que se están logrando actualmente”.

“En Colombia hay acuerdos con las Universidades donde hay aéreas de enseñanza de producción avícola, y conjuntamente con las empresas privadas se han abierto pasantías para que los estudiantes tuvieran la posibilidad de conocer el manejo industrial de la avicultura además de la parte patológica, los procesos administrativos y la realidad del negocio”.

“Actualmente hay camada de profesionales mas conscientes, mas conocedores y se obtienen mejores respuestas, con procesos productivos más eficientes. Nuestros costos de producción son muy altos, importamos el 90% de la materia prima para la alimentación”.

“Tenemos excelentes reproductores a nivel mundial, pero los costos son muy altos.

Producir 1 k de pollo cuesta en U$s 1,20 cuando en el mercado internacional lo podemos conseguir a U$s 0,97 U$s 1 o U$s 1,03. El huevo de mesa cuesta 150 a pesos colombianos producirlo, mientras que en el mercado internacional ese valor llega a 105 pesos colombianos”.

“La unión FENAVI -ICA, desde hace unos 15 años logro crear unos Programas de bioseguridad, para control de Newcastle. Las zonas piloto son las áreas de Santander y Cundinamarca. Se declararon zonas de manejos especiales. No ha dado mejor resultado porque no se arrancó de la mano de un programa de bioseguridad, donde se les exija a las clases productoras acondicionar las granjas, bajo aislamiento, en cuanto a camas, galpones, visitas, para evitar la contaminación. Pero aún no lo hemos podido controlar, tuvimos un nuevo brote el año pasado”.

“Es muy importante tomar conciencia de la importancia de la bioseguridad, y para que se tome real conciencia entre la empresa privada y los entes de control, porque no es el industrial el que sale adelante, no es el veterinario, sino el país, porque vamos a generar más empleo y poder exportar. Siempre es muy importante que la empresa privada, las universidades que colocan el capital humano y los entes de control vayan de la mano y el objetivo es uno solo, o salimos entre todos o nos hundimos entre todos”.

 

Experiencia y situación de la avicultura en Bolivia

Doctor Fernando Fernández. Empresa Sofía SA

“Actualmente en Bolivia se evidencia un gran crecimiento en cuanto a avicultura; proceso éste que se viene dando desde hace 10 años aproximadamente en forma continua, pero que ha traído consigo algunos inconvenientes productivos como problemas de tipo sanitario, acompañados de problemas de manejo fundamentalmente para las personas que recién comienzan en la actividad”.

“Hoy en día el crecimiento continúa pero en éste caso éste ha sido medido, controlado y planificado, tratando de incorporar la mayor cantidad de tecnología posible para hacer que la actividad sea más rentable o sostenible. Si bien Bolivia está teniendo grandes volúmenes de producción, posee una gran limitante que es la imposibilidad de exportar debido a los problemas sanitarios que tiene, para lo cual sigue trabajando con el fin de poder solucionar eso problemas y obtener los beneficios que significa exportar el producto”.

“La actividad avícola es una actividad muy dinámica por lo cual debemos estar constantemente informados y actualizados sobre los cambios y los avances productivos para no quedar atrasados”.

 

Entradas relacionadas