Racedo cumplió un sueño que esperó casi 30 años

08/18/2007

Eventos

Adjudicaron el camino que lo une a Crespo

Racedo cumplió un sueño que esperó casi 30 años

Como un día muy feliz catalogaron empresarios y productores de la región al puntapié inicial para el comienzo de la pavimentación de una traza de 10 kilómetros, demandada por casi 30 años.

El tramo 10 kilómetros une las localidades de Racedo-donde el Grupo Motta ha centralizado la estructura operativa y productiva-con la ciudad de Crespo.

«Por este camino de Crespo a Racedo empecé reclamando en el año 1978, siendo muy joven, y, lamentablemente, de los 30 que conformamos el primer consorcio apenas quedamos dos. Esta es la injusticia de la vida. Quedamos para contarle a los que vienen todo lo que nos ha llevado, las promesas que hemos tenido que sostener, y ahora ha llegado el tiempo de las concreciones», señaló Héctor Motta, titular del grupo empresario. La ecuación era simple: mientras se exhibían los números de la inversión privada, se enumeraban las dificultades del Estado en concretar obras como caminos, energía o servicios básicos. Capítulo tras capítulo se constituyó un clásico donde Motta se quejaba y los gobiernos se defendían.

Durante la jornada del lunes 13 de agosto, esa imagen pareció congelada en el espejo del pasado. En un climade agradecimiento y camaradería, el empresario crespense, el secretario de la Producción, Daniel Welschen y funcionarios nacionales de la talla del secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación, Javier de Urquiza, y el responsable del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), Jorge Neme, compartieron una noche en la que se reunió un buen número de productores de los departamentos Paraná y Diamante, como así también intendentes y funcionarios, para celebrar un hecho que consideraron más que auspicioso. El tramo de 10 kilómetros que une las localidades de Racedo -donde el Grupo Motta ha centralizado la estructura operativa y productiva- con la ciudad de Crespo. Si bien el gobierno provincial dió a conocer la adjudicación de más de 145 kilómetros en toda la provincia por un monto superior a los 70 millones de pesos, este tramo cuya cotización no supera los 8 millones, tiene un valor
altamente simbólico. Así lo entendieron las más de 300 personas que asistieron a un acto más bien informal que duró unos 20 minutos y que tuvo como oradores principales a un vecino de Aldea San Juan un pequeño lugar intermedio de un puñado de habitantes que resaltó «las enormes ventajas que este camino traerá para el pueblo», el empresario lácteo Eduardo Tonutti, ya que otro tramo concluido unirá Racedo con Puiggari «concluyendo en un triángulo virtuoso que favorece la producción de lácteos, granos, aves, y tantas otras producciones. Un camino significa inversión, significa futuro, significa producción, significa trabajo». Seguidamente fue Motta quien se mostró agradecido y reconoció la decisión del Gobierno provincial y nacional por este pavimento que une una red de caminos, en manos de una UTE que tiene a la empresa de Luis Lossi como una de las constructoras. Motta, por su parte,rescató la presencia de Javier de Urquiza, con quien previo al acto recorrió parte de sus plantas, y a la figura de Welschen porque «desde que asumió se mostró dispuesto a pelear por estas cosas que nos interesan a quienes producimos», y exaltó los beneficios de estas obras que se hacen «en el interior del interior, en el campo del campo».

Presencia Nacional

A la hora de las palabras centrales, Javier de Urquiza se mostró satisfecho por compartir el momento y en pocas palabras enumeró la importancia de disponer y utilizar los fondos del Prosap. «Para quienes tenemos una responsabilidad transitoria de conducir las acciones que se definen desde el Gobierno nacional, cuando vimos la posibilidad de venir a este interior real, acepté gustosamente acompañarlos en este momento. La Argentina está dando pasos importantes hacia su futuro. Yo les agradezco a ustedes y a muchos como ustedes que tuvieron la paciencia de permanecer en lugares llenos de dificultades, de incomunicación, de falta de trabajo, de necesidad de inversión. No podía ser de otra manera que los poderes públicos tomaran la decisión de encarar estas obras de infraestructura en la línea de inversión del sector privado que apostó aún sin estas obras. Los argentinos debemos profundizar el camino conjunto entre el sector privado y público », enunció el titular de la Sagpya.

Entradas relacionadas