Se inicia un año donde el precio del maíz será clave

Las perspectivas para la avicultura mundial en 2021 son desafiantes, especialmente el primer semestre.

La industria enfrentará retos adicionales entre los que se destacan el impacto del Covid-19 en los mercados, los precios altos y volátiles de los alimentos balanceados, la recuperación de la peste porcina africana (PPA) en China y la crisis de la Influenza Aviar (IA) del hemisferio norte.
Según los especialistas estos desafíos tendrán un gran impacto en los mercados avícolas locales y mundiales en 2021. Las difíciles condiciones económicas actuales, la demanda impulsada por los precios, en combinación con precios de los alimentos balanceados más altos, desafiarán a todas las empresas avícolas y requerirán una estrategia de suministro muy disciplinada y un fuerte enfoque en las adquisiciones y el control de costos.
El Covid-19 seguirá perturbando los mercados avícolas en 2021, pero el impacto disminuirá gradualmente a medida que los gobiernos obtengan el control sobre el virus a lo largo del año. El servicio de alimentos estará por debajo de los niveles de 2019 en la mayoría de los mercados. El segmento QSR – Quick Service Restaurant- Establecimientos de comida rápida- se desempeñará mejor que los segmentos de restaurantes de servicio completo, catering y servicios de alimentos enfocados en hoteles. Al mismo tiempo, la demanda minorista de alimentos se mantendrá fuerte, apoyando a los productores locales, ya que los minoristas suelen utilizar más productos frescos.
Desde la perspectiva del mercado mundial, los volúmenes comerciales permanecerán bajo presión, ya que los comerciantes globales tienden a vender más al servicio de alimentos que al por menor. Esto ayuda a explicar por qué los precios globales han sido bajos.
Los precios mundiales de los granos y las oleaginosas se han recuperado desde agosto de 2020, y los precios de la harina de soja, el maíz y el trigo aumentaron en 26%, 22% y 15%, respectivamente, en el cuarto trimestre en comparación con el mismo trimestre de 2019. Los fuertes aumentos de precios han sido impulsados por una oferta más estrecha y una fuerte demanda en China. El aumento de la demanda de China refleja en parte la recuperación de la crianza porcina y la continua fase expansiva de la avicultura

Entradas relacionadas